Anuncian reactivación de obras de dos jardines infantiles en Los Ángeles

Con la entrega de los terrenos por parte del Alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, el Seremi de Educación de Bío Bío, Fernando Peña y de la directora Regional de la Junji, Alejandra Navarrete a las empresas constructoras, se dio la partida oficial al reinicio de las obras de dos jardines infantiles de la JUNJI en Los Ángeles, luego de la paralización de faenas por el abandono de la empresa a cargo.
Este es un sueño que nuevamente comienza después de una situación bastante compleja, que sin embargo sigue adelante a pesar de la crisis sanitaria, generando más de 50 puestos de trabajo en las obras de construcción.
Se trata de la reconstrucción del Jardín Infantil Sala Cuna “Santiago Bueras” y la reposición del jardín infantil comunitario “Casita de mis Sueños” del año 2002, este último, será reconstruido en dos pisos por la empresa GMPG para 96 niños y niñas, 40 en sala cuna y 56 en niveles medios con una inversión de $727.898.599.
Otro de los jardines infantiles reconstruidos será el centro educativo “Los Cariñositos” de Villa Montreal en un terreno cedido por la Municipalidad de Los Ángeles, Este nuevo establecimiento, a cargo de la constructora DAVJO, contempla entregar más cupos con sala cuna para los niños del sector y repondrá el jardín infantil comunitario que funciona desde el año 2002.
La nueva construcción con altos estándares de calidad tendrá una inversión sectorial de $419.698.142  y poseerá 475,5  m2 superficie total de construida. La obra es de un piso y brindará atención para 20 niños en sala cuna y 28 en niveles medios.
Esta reactivación responde a un esfuerzo multisectorial por concluir estas obras que en marzo de 2018 quedaron paralizadas por los incumplimientos de contratos de la empresa que se declaró en quiebra durante el proceso de construcción de los dos establecimientos, lo que provocó una serie de trámites administrativos y judiciales.
Las nuevas dependencias son de mayor calidad y responden a estándares de la OCDE con más metros cuadrados y espacio para el juego propio de la primera infancia. Cuenta con salas de expansión, espacios para la permanencia de los equipos educativos, sistemas de climatización y accesos para personas con movilidad reducida, entre otros.

 

Accesibilidad