Dirección Comunal de Salud condena agresión ocurrida en CESFAM Nuevo Horizonte

A través de su responsable máxima, Marta Aravena, la Dirección Comunal de Salud de Los Ángeles condenó enérgicamente el hecho de violencia ocurrido el lunes recién pasado en el CESFAM Nuevo Horizonte, el cual afectó a una trabajadora del recinto que fue agredida física y verbalmente por una usuaria, situación que obligó al cierre momentáneo del establecimiento.

“Esto no lo vamos a permitir como Dirección Comunal de Salud. No vamos a permitir que usuarios agredan a nuestros funcionarios, ni verbal ni físicamente. Vamos a aplicar, para ello, la Ley 20.584 y que tiene que ver no solamente con los derechos de los usuarios, sino también con los deberes de los usuarios. Y uno de ellos es tratar a los funcionarios de salud, con respeto”, sostuvo.

Del mismo modo, la directora comunal de Salud llamó a la calma y a la comprensión a la comunidad, recordando que esta pandemia y sus efectos -a nivel físico y emocional- afectan a todas las personas, incluidas las del ámbito de la salud que han estado, por estos meses, en la primera línea de combate a la pandemia.

“Sabemos que estamos en una situación difícil, en una situación de estrés pandémico, en una situación de agotamiento con la pandemia pero eso no significa que nos tratemos mal los unos con los otros. Llamamos a la comunidad a que nos respetemos, a que nos toleremos, a que tengamos paciencia y que comprendamos que estamos viviendo una situación totalmente complicada y totalmente difícil”.

EL HECHO
La situación ocurrió el lunes, entre las 7:30 y las 7:45 horas, antes de la apertura del CESFAM. La usuaria, al no ser atendida inmediatamente como pretendía, se ofuscó y sacudió a la afectada, insultándola y amenazándola a ella y a otros trabajadores. Esto, según el protocolo vigente, obligó al cierre de puertas hasta la llegada de Carabineros, pero la protagonista de la agresión quiso acceder a la fuerza, golpeándolas reiteradamente y generando que varios usuarios se aglomeraran en torno a ella para ingresar. Seis efectivos policiales controlaron lo sucedido permitiendo el retorno de la atención al cabo de una hora.

Para la usuaria responsable de este hecho se solicitará el alta disciplinaria del establecimiento –la expulsión-, según el artículo 35 de la Ley 20.584 y, desde la Dirección Comunal de Salud, se reforzará la vigilancia del recinto.

Accesibilidad