A 4 meses del inicio de la pandemia: La evaluación de la APS de Los Ángeles

El lunes 16 de marzo, con la puesta en marcha del plan de acción “Covid-19”, la Atención Primaria de Salud (APS) de Los Ángeles –red integrada por 7 CESFAM, 6 CECOSF, 15 postas rurales y 7 dispositivos de urgencia; y encabezada por su Dirección Comunal de Salud- dio inicio oficial a su combate a la pandemia.

Considerando información hasta el 17 de julio –cierre de la semana epidemiológica 29- y más de 1.000 casos confirmados al día de hoy Marta Aravena, directora comunal de Salud, evaluó lo ejecutado en Los Ángeles en estos 4 meses de trabajo, destacando como primeros pasos la exitosa vacunación contra la influenza -concretada en solo 3 semanas – y la disposición, compromiso y disciplina demostradas por los funcionarios APS todos estos meses.

“Se destaca el compromiso que han tenido todos los equipos de salud –de los 7 CESFAM, de las postas, de los CECOSF y de todos los dispositivos de salud que dependen de la Dirección Comunal y de la Municipalidad de Los Ángeles- por la alta responsabilidad funcionaria que han demostrado y por su rol preponderante en el manejo de la pandemia”.

EL PLAN DE ACCIÓN
La primera medida del plan fue la urgencialización de la atención, priorizándose situaciones de salud impostergables y estableciéndose accesos y zonas de atención diferenciadas para temas “respiratorios” y “no respiratorios” en cada CESFAM, en horario normal. Esto tuvo, como principal objetivo, disminuir el riesgo de contagio entre usuarios circulantes y, también, entre los mismos funcionarios. Hasta el momento se cuentan solo 12 trabajadores contagiados –ya recuperados- lo cual demostraría lo acertado de esta decisión reforzada por un sistema de turnos rotativos, subrayó la directora comunal de Salud.

“Podemos destacar, también, que las estrategias que hemos utilizado para proteger a nuestros funcionarios han sido exitosas porque de 1.573 funcionarios –entre funcionarios y prestadores de servicios- solamente hemos tenido contagiados, 12”.

En el caso de los dispositivos de urgencia urbanos –SAR y SAPU-, la división en la entrega de su servicio fue absoluta desde el 20 de abril, abriendo 3 recintos exclusivos para consultas “respiratorias” y otros 3 especiales para consultas “no respiratorias”. En total, se han resuelto en este lapso alrededor de 25.000, correspondiendo entre un 25% y un 30% al tipo respiratorio.

“Esto se explicaría porque, actualmente, debido a que los niños están en casa –no hay clases, no hay asistencia a los jardines ni a las salas cunas, tampoco hay asistencia a las universidades en forma presencial-, hay menos virus circulantes respiratorios. Básicamente, el virus circulante respiratorio que existe ahora es el Covid-19; por lo tanto, eso puede explicar el fenómeno que hemos estado observando durante este periodo invernal

En la misma fecha tuvo su punto de partida el triaje telefónico instalado en cada CESFAM, el cual tuvo como finalidad original orientar a los pacientes a partir de los síntomas que reportan, sugiriéndoles asistir a CESFAM, SAR o SAPU o evitando, en algunos casos, una innecesaria concurrencia y exponerse al virus. Espontáneamente, esta herramienta se fue ampliando a consultas generales respecto de los establecimientos de salud municipales, recibiéndose alrededor de 3 mil llamados mensuales.

“El espíritu de haberlo instalado fue para que las personas consultaran por el tema del Covid, básicamente, pero finalmente las personas fueron consultando por el funcionamiento de los establecimientos y hemos tenido bastante éxito porque son personas que no tienen que asistir; es decir, se les soluciona su duda a través de una consulta telefónica”.

TRABAJO EN EQUIPO
Semanalmente, los equipos de cada CESFAM y el de la Dirección Comunal de Salud siguen reuniéndose para monitorizar el trabajo de cada recinto, haciéndose cargo de los procesos a mejorar, analizando nuevos escenarios que van surgiendo en el contexto actual y acordando el mejor abordaje posible para aquellas situaciones “No Covid”, como atención de recién nacidos, embarazadas, adultos mayores o salud mental, por mencionar algunas. Gracias a esto, por ejemplo, se han entregado medicamentos y alimentos según programa nacional, como promedio mensual, a 1.500 y 1.000 usuarios, respectivamente.

Desde el 1 de junio y en coordinación con Dideco se implementó el Fono Adulto Mayor, para dar respuesta a las necesidades de aquellas personas mayores de 75 años que requieren, por ejemplo, acceder a medicamentos y alimentos entregados por su CESFAM, recibir visitas del equipo de salud respectivo e, inclusive, adherirse a ayudas sociales municipales. A la fecha, se han realizado casi 150 atenciones telefónicas y se han coordinado unas 200 prestaciones.

La última medida destacada en el combate al Covid-19 ha sido la instalación de una central de seguimiento de Casos Covid-19 para materializar, anticipadamente, la estrategia ministerial TTA (Testeo, Trazabilidad y Aislamiento) la cual comenzó sus operaciones el lunes de esta semana.

Accesibilidad