Uniendo dos hitos muy importantes para el bienestar de su comunidad, el CESFAM Entre Ríos realizó una “Súper feria de salud” que entrelazó las conmemoraciones del Día Mundial sin Fumar y el Día Mundial del Medio Ambiente.

Junto a sus usuarias y usuarios, establecimientos educacionales del área y gracias a la colaboración de instituciones públicas y privadas, se pudieron concretar los objetivos previamente trazados por esta actividad, destacó Carlos Cruces, director del CESFAM Entre Ríos.

“Mi evaluación de esta actividad es que es una actividad exitosa, que logró convocar a la comunidad y generar una interacción y una unión entre el usuario y el CESFAM a través de la entrega de información valiosa como es, por ejemplo, los factores de riesgo del cigarro, cuáles son los daños que provoca el cigarro y –junto con aquello- también poder demostrar o mostrar la importancia del cuidado del medio ambiente y cómo eso influye en la salud de las personas”.

Sandra González, asistente social del establecimiento, indicó que la vinculación del recinto se ha incrementado progresivamente, involucrando no solamente a vecinas y vecinos que llegan en búsqueda de alguna atención, sino también a entidades del sector e incluso a empresas privadas. Esto, sin dudas, aumenta el impacto del trabajo promocional y preventivo que ejecuta el centro de salud, planteó.

“Se han estado estableciendo vínculos a través de entidades que han mostrado interés en participar; tenemos, incluso, la colaboración de una verdulería de acá del sector y tenemos auspicios de la Biblioteca Viva, que ellos entregaron membresías a costo cero para los participantes del meme, que también refleja eso -de alguna manera- la iniciativa del CESFAM”.

En esta oportunidad se entregó información relevante, relacionada con ambas efemérides, se premió a los ganadores del concurso de memes “antitabaco” y se regalaron a las escuelas y la comunidad en general árboles y plantas aportados por Conaf, los cuales fueron entregados por el querido Forestín.