Una positiva respuesta por parte de la comunidad de El Peral tuvo el taller de fitoterapia en el cual participaron usuarias del CECOSF rural ubicado en este sector, dependiente del CESFAM Sur.

A través de 12 sesiones, una por semana, las participantes aprendieron de manera teórica y práctica acerca de esta forma de medicina complementaria, que implica el uso de hierbas medicinales en beneficio de la salud, explicó Paola Fernández, psicóloga y monitora en esta actividad.

“Ocupamos hierbas medicinales, con distintas preparaciones, para mejorar enfermedades en realidad. Por ejemplo, jaquecas, dolores musculares, guateros de semillas hicimos, hicimos pomadas de ortiga para los dolores musculares también, gotitas para la depresión; o sea, distintas infusiones preparamos”.

Fernández destacó el entusiasmo y responsabilidad de las mujeres que dieron vida a esta iniciativa, la cual consideró también un componente cosmético con la elaboración de agua de rosas como finalización de las sesiones.

“Todos los insumos fueron autogestionados. Las mismas usuarias traían sus hierbitas y si no lo otro se compraba. Entonces, eso le da un mayor plus al taller porque ellas, el interés que mostraban al traer materiales –igual algunos materiales son costosos, las hierbas medicinales son costosas-, entonces hay algunas que las plantaban y las cosechaban, es súper motivador en ese sentido el taller”.

El CESFAM Sur ejecuta desde 2016 talleres de fitoterapia, favoreciendo con ellos a diferentes segmentos de usuarios. En mayo, de hecho, el objetivo es ejecutarlos junto a pacientes de su unidad de rehabilitación, especialmente en lo relacionado con la confección de cremas y almohadillas para atenuar dolores musculares.