Alrededor de 1.500 test rápidos han logrado tomar los 7 CESFAM de Los Ángeles desde que se instaló –hace algunos meses- esta estrategia preventiva implementada por el Ministerio de Salud a raíz del preocupante aumento de casos de VIH que se ha verificado en nuestro país en los últimos 10 años.

La efectividad de esta tarea ha sido posible, en nuestra comuna, gracias al compromiso de los equipos de cada centro de salud familiar, que se han capacitado debidamente y que han puesto a disposición de sus usuarios el examen en los propios establecimientos o en actividades extra muro.

Por ejemplo, profesionales del CESFAM Sur lo llevaron a alumnos de la carrera de Técnico en Enfermería de Nivel Superior (TENS) del instituto AIEP, logrando pesquisar a 123 jóvenes, sostuvo la matrona Paula Cano, quien destacó la rapidez y efectividad de esta prestación.

“El test rápido se lo puede tomar isapre, Fonasa, cualquier persona y puede acudir a los CESFAM, a los hospitales –a la unidad de ITS-, en forma gratuita. Es solo un pinchazo en un dedito, no necesita ayuno ni nada y, en 15 minutos, tenemos el resultado”.

Macarena San Martín, jefa de carrera de TENS en AIEP, valoró la realización de este operativo, indicando que implica un beneficio directo o indirecto para sus cerca de 360 alumnos, procedentes de distintas localidades de la provincia de Biobío.

“Estamos enterados de la realidad local de Los Ángeles, de la región del Biobío y nos interesa mucho prevenir y promocionar el tema y más en futuros profesionales de la salud. Ellos también estudian esta patología, digamos, y si tienen que también participar de lo que ellos van a hacer en el futuro, o sea ellos también van a tener la posibilidad de tomar algún examen de VIH con los pacientes, entonces lo tienen que aprender bastante bien en casa”.

La medida ministerial está dirigida, principalmente, a jóvenes de 15 a 25 años, segmento de la población que –se ha determinado- está en mayor riesgo de contraer el virus.