Un recurso cada vez más escaso, indispensable para la vida y muy importante para la buena salud de las personas. Por eso se le conoce también como el vital elemento y, por ese motivo, a nivel mundial se celebró el Día Mundial del Agua, manifestación a la que los CESFAM de Los Ángeles no quedaron ajenos, realizando varias acciones junto a sus usuarias y usuarios.

Cecilia Freire, nutricionista del CESFAM Sur, indicó que integrarse a esta conmemoración internacional tuvo un doble objetivo. Por una parte, aportar al bienestar de las personas y, por otro, concientizar sobre el cuidado del agua.

“El propósito de esto es promocionar el consumo de agua, por los beneficios que tiene en la salud; y además aportar al buen uso del agua en términos medioambientales”.

Desde la perspectiva de la salud, este elemento entrega múltiples beneficios. Por lo mismo, su consumo de 6 a 8 vasos al día –agua pura, no bebidas  ni jugos- está recomendado por las Guías alimentarias para la población chilena.

“Alivia la fatiga, porque disminuye la deshidratación; también ayuda cuando hay dolores de cabeza o a prevenir los dolores de cabeza –sobre todo en gente jaquecosa-; ayuda a la constipación, que el estreñimiento disminuya porque hay un mayor consumo de agua y al intestino le permite tener una mejor funcionalidad y metabolización de los alimentos; obviamente para la belleza, porque nos hidrata y nos produce una mayor elasticidad en nuestra epidermis”.

En periodos de calor ayuda a evitar insolaciones, potencia el sistema inmunológico y ayuda a bajar de peso, complementó la profesional.

OPTIMIZACIÓN DEL RECURSO
Por otra parte, un mejor manejo domiciliario del agua significará una mayor preservación del recurso hídrico. Por ejemplo, cerrando la llave mientras se realiza el cepillado de dientes, acortando el tiempo de cada ducha y lavando la loza o verduras en una fuente -o colocando un tapón en el lavadero- y abriendo el flujo solamente al momento de enjuagarlas.

Este año, el tema escogido para realzar esta efeméride internacional fue “No dejar a nadie atrás”, destacando que incluso una sola gota de agua es flexible, es poderosa y es más necesaria que nunca.