Profesionales de salud municipal de Los Ángeles, pertenecientes a la Dirección Comunal de Salud y a los 7 CESFAM, fueron parte de la capacitación en responsabilidad administrativa que tuvo como objetivo revisar, en detalle, las obligaciones que competen a estos funcionarios.

La actividad estuvo a cargo de Leonardo Espinoza, abogado asesor de salud comunal y experto en derecho administrativo, quien remarcó la importancia que implica para los municipios y sus trabajadores el conocer, pormenorizadamente, estos deberes.

“Lo que tratamos de analizar en esta mañana fueron las obligaciones funcionarias. En qué parámetro debe moverse cada funcionario público y las consecuencias del incumplimiento de cada una de ellas, que conlleva a una anotación de demérito, o bien, a un sumario administrativo o a una investigación sumaria en donde se persigue la responsabilidad de cada uno de ellos en el ejercicio de su función”.

Espinoza enfatizó en que el ser funcionario público en general, más allá del desempeño diario en el correspondiente puesto de trabajo, conlleva una responsabilidad “24/7” marcada por el deseo de servir y de atender las necesidades de la ciudadanía y coherente con un comportamiento intachable, bajo cualquier circunstancia.

“El estatuto de salud primaria, que es la ley 19.378, no regula todo lo relacionado con la relación laboral de los funcionarios. Te deriva, supletoriamente, al estatuto de funcionarios municipales –que es la ley 18.883- y ésta, en su artículo 58, nos entrega un decálogo completo de lo que son las obligaciones funcionarias: observar el principio de la probidad, cumplir con tu jornada de trabajo, cumplir tus labores con esmero, dedicación, cortesía, eficiencia y eficacia”.

La capacitación, ejecutada en 2 grupos de trabajo, involucró a los equipos directivos de los 7 CESFAM y a jefes de departamentos y encargados de unidades de la Dirección Comunal de Salud.