En torno a 150 funcionarios de salud municipal de Los Ángeles, entre 2018 y 2019, se han capacitado en lengua de señas gracias a la Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo (EDLI), convenio suscrito entre el municipio angelino y el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).

Lidia Pino, enfermera y referente de rehabilitación y discapacidad de la Dirección Comunal de Salud detalló que en 2019 fueron 3 grupos de 24 funcionarios los que accedieron a este curso, sumándose así a los 80 del año pasado. La idea es sumar nuevos participantes y profundizar el nivel de aprendizaje, planteó.

“Dentro de varias acciones está esto de hacer una mayor difusión al tema de la lengua de señas en los funcionarios, tanto administrativos como profesionales; todos los estamentos que tengan atención directa con usuarios”.

A cargo de Eduardo Ríos, intérprete de lengua de señas chilena, quien ha desplegado su conocimiento en diferentes áreas del municipio, la capacitación partió repasando lo que es la lengua de señas “natural”, es decir, la más espontánea que podría utilizar cualquier persona sin preparación en este ámbito.

“Después se fue enfocando en temas más de lengua de señas chilena, propiamente tal, como cierto vocabulario relacionado al área que nos compete, que es el área de salud. Para comunicación de preguntas a los usuarios en cuanto a su situación de salud, a su familia, a sus antecedentes”.

La implementación de la EDLI en nuestra comuna ha posibilitado la ejecución de diversas acciones, tendientes a entregar una atención más inclusiva a usuarias y usuarios de la Municipalidad de Los Ángeles y de su área de salud.