En la Escuela Municipal rural “La Quebrada”, y con la presencia del Alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause y del Secretario Regional Ministerial de Medio Ambiente, Mario Delannays, se dio el puntapié inicial a esta iniciativa de la Dirección Comunal de Educación de Los Ángeles, que se pretende se replicar en la mayor cantidad de establecimientos y cuyo objetivo es aumentar el número de plantas disponibles para el programa de arborización comunitaria, como medida efectiva para la descontaminación ambiental.

Todo partió el año 2015, gracias a la firma de un convenio entre la DAEM y la empresa Forestal Mininco, para comenzar un trabajo de instalación y funcionamiento de viveros para la reproducción de especies arbóreas nativas, en seis escuelas de la Red: Escuelas La Quebrada, Rinconada del Salto, Los Molinos, Chacayal Sur, Millantú y Liceo Santa Fe.

Luego de 3 años de fructíferas experiencias y dada la urgencia por extender el proceso de arborización, como una medida efectiva de mitigación de la contaminación atmosférica y del Cambio Climático, se hizo necesaria la replicación del proceso a un número mayor de comunidades escolares y la renovación del convenio de cooperación con la empresa. Una de las experiencias de mayor desarrollo es el vivero de la Escuela La Quebrada, que ha logrado una producción récord de plantas en cantidad y calidad, siendo considerado uno de los proyectos de mejor nivel en el país. Precisamente en esta escuela se ubicará la sede del proyecto, en la que también funciona el Taller de Forjadores Ambientales “Los Quebraditos”.

De acuerdo a lo expuesto por Marcela Pérez Lienqueo, Coordinadora del Programa de Educación Ambiental del Daem Los Ángeles, la puesta en marcha de “La Mano Verde”, responde a la necesidad de difundir y replicar a una mayor cantidad de establecimientos educacionales los avances evidenciados en la experiencia de la Escuela La Quebrada y otras de la educación pública de Los Ángeles. Asimismo, se espera aumentar la cantidad de plantas disponibles para programa de arborización comunitaria del DAEM Los Ángeles; la creación de  una “escuela-tradición” de trabajo en la arborización con exigencia de calidad en los ámbitos productivo, educativo y de gestión ambiental; y por último entrenar a docentes encargados (as) de la gestión productiva y educativa de viveros e invernaderos.

Hoy, son 15 los establecimientos que participan en la primera etapa del programa: Escuela La Quebrada, Los Molinos, Rinconada del Salto, Millantú, Chacayal Sur, Clara Rebolledo de Godoy, República de Alemania, Colonia árabe, Isla del laja, José de San Martín, Amanecer de Duueco, Coyanco y Los Liceos Santa Fe, Agroindustrial Llano Blanco y Técnico.

Para llevar a la realidad uno de los objetivos del Programa La Mano Verde, se desarrollará, durante este 2019,  un curso de capacitación dirigido a los y las encargados (as) de los viveros escolares de 15 establecimientos educacionales, donde el principal aprendizaje  sea el amor por lo natural y en especial los árboles, plantas y flores; la aplicación curricular directa al menos en asignaturas de ciencias, matemáticas, tecnología, artes, y un enfoque creativo y sensible del trabajo a realizar, entre otras actividades, así como también la participación de apoderados (as) en diversas labores de la iniciativa.