A cerca de 3 mil estudiantes de sexto, séptimo y octavo básicos pretende llegar el CESFAM Nororiente de Los Ángeles con sus talleres de afectividad, sexualidad y autocuidado integral de la salud.

Ésa es la meta propuesta por el Programa adolescente y el Espacio amigable para adolescentes del establecimiento, abarcando a 12 recintos educacionales de su área de influencia -primordialmente municipales-, contó el matrón Berna Pacheco, durante la actividad desarrollada en la escuela José Manso de Velasco.

“Es un programa de intervención, no son intervenciones aisladas, es un programa que consta de mínimo 3 sesiones por curso donde se tocan temas de autocuidado, prevención del bullying, conductas saludables, afectividad y sexualidad, prevención de contagio de infecciones de transmisión sexual, prevención de embarazo no deseado”.

ATENCIÓN CON REDES SOCIALES
El profesional indicó que uno de los aspectos que se ha reforzado en el último tiempo es el uso que niñas y niños están dando a las redes sociales. En ese sentido, la invitación general es a interiorizarse de cuáles son, cómo funcionan y los objetivos que cada una de ellas persigue.

“Dentro del autocuidado una de las temáticas que estamos abordando es el manejo correcto, el manejo consciente, el manejo juicioso de las redes sociales dándoles a conocer a los niños las ventajas que tienen las redes sociales –porque tienen muchas ventajas-, pero también cuáles son los riesgos. El tener claro que la información que uno comparte en las redes sociales no es información privada, que es pública, que puede ser manipulada; que no todas las aplicaciones son adecuadas para ellos, de que tienen que tener supervisión de un adulto y, por sobre todo, que tienen que tener señales de alerta y personas de confianza a quienes acudir en caso de que se sientan acosados o se sientan vulnerados”.

Pacheco añadió que entre los peligros más frecuentes en este ámbito están el grooming, el sexting y el cyberbullying, amenaza frente a las cuales los padres deben estar muy atentos.

“El grooming es cuando un adulto se hace pasar por un niño tratando de generar una suerte de amistad y luego acceder a favores sexuales; el sexting es el compartir información de contenido erótico, fotografías sobre todo –ellos le llaman el pack, compartir un pack de fotografías que tengan contenido erótico- que, en un principio, lo hacen hacia una pareja en forma privada pero fácilmente esto se filtra; y el cyberbullying es cuando, a través de las redes sociales se realiza acoso a una persona”.

Para profundizar y conversar acerca de estos temas, los adolescentes de 10 a 19 años disponen de los denominados espacios amigables. Éstos están presentes en la mayoría de los CESFAM y son abiertos a beneficiarios de cualquier previsión, quienes pueden acercarse sin pedir hora y al centro de salud que más les acomode. Allí podrán acceder también a control de salud, consultas, consejería y atención de matrona, nutricionista, psicólogo y asistente social. De 14 a 19 años pueden asistir sin la compañía de un adulto, pero en el caso de los menores de 14 es recomendable que los lleve algún mayor de edad responsable.