Una instancia de autocuidado y de mayor conocimiento entre funcionarias y usuarias del establecimiento ha propiciado el taller de telar decorativo del cual está participando el CESFAM Rural Santa Fe, impartido por Cemujer.

Lucy Leiva, monitora de esta actividad, explicó que ésta tiene múltiples beneficios, pero entre los principales se cuentan el que fomenta la relajación, la concentración, la creatividad y la asociatividad entre las participantes.

“Acá trabajamos con la lana. Empezamos con lana sintética, lanas industriales y terminamos con lanas naturales o lana nativa. Y trabajando muchas técnicas dentro del telar decorativo, que son el fieltro agujado, fieltro mojado, terminamos con figura de fieltro –figuras como mujeres, pesebres- y aparte en el telar decorativo, que se ve como muy simple, vamos a trabajar las pieseras, las bajadas de cama, las salidas de baño, un chalequito, un bolso y etcétera, etcétera”.

En las sesiones semanales, de 2 horas de duración, participan unas 15 mujeres, quienes han podido experimentar, junto con el aprendizaje, el aditivo terapéutico que entrega este curso.

“Es como que uno deja su mente en blanco y solamente se preocupa de lo que está haciendo. Y es rico porque, en 2 horas, las señoras se olvidan de hartas cosas que de repente son preocupaciones y vuelven a sus casas más ‘livianitas’”.

El taller partió en marzo y se extenderá hasta mediados de diciembre, con una pausa durante vacaciones de invierno. Una vez terminado, las asistentes recibirán una certificación laboral que las habilita como aptas para enseñar técnicas básicas de telar decorativo.