De octubre de 2018 a marzo de este año se extendieron las actividades al aire libre preparadas por el programa Más Adultos Mayores Autovalentes para sus usuarias y usuarios.

Caminatas, ocupación de los espacios públicos, entre otras acciones, fueron las ejecutadas por los profesionales junto a unos 50 activos participantes, señaló Ingrid Inostroza, kinesióloga del CESFAM Norte.

“Como equipo del programa Más Adultos Mayores Autovalentes del CESFAM Norte ya llevamos 3 años realizando actividades al aire libre, todo esto bajo el marco de la prevención y la promoción en salud”.

La profesional añadió que desarrollar las acciones del programa bajo esta modalidad implica una serie de beneficios extra para los participantes; y también, desde la perspectiva cívica, una utilización efectiva de los recursos que la ciudad ofrece, por ejemplo, la laguna Esmeralda y plazas activas instaladas en diversos sectores.

“Este tipo de intervención fomenta la participación social de nuestras personas mayores y existen estudios que avalan las caminatas en grupo y al aire libre ya que ayudan a combatir el estrés, fomentan el bienestar mental y combaten la fatiga emocional”.

La idea de la iniciativa es retomar esta forma de trabajo durante el último trimestre del año, replicando y reforzando lo ya realizado.