Historia

Reseña histórica de Los Ángeles

A la llegada de los españoles, estaba habitada por indios llamados “coyunche” o gente de las arenas, debido a que esta área es el centro geográfico del territorio arenoso triangular llamado en esa época “La isla de la Laja” (delimitada por la Cordillera de los Andes, el río Laja y el río Bío Bío)

Desde el siglo XVI se construyeron fuertes militares en el área. En el siglo XVIII, el gobernador de Chile, José Manso de Velasco, ordenó el 20 de marzo de 1739 la fundación de la Villa de Los Angeles. El Sargento mayor Pedro de Córdova y Figueroa fue encargado de la tarea y junto a sus alarifes, comenzó el trazado de las calles el 26 de mayo de ese año (actual día de aniversario de la comuna).

Capital de las tierras llamadas “de la Alta Frontera” por los españoles conquistadores, tuvo un carácter militar, religioso, de encuentro social y de mixtura cultura. Durante décadas, se debatió entre la pobreza y el abandono, pero el posterior auge agrícola y ganadero de la zona dio paso a su consolidación, a partir de fines del siglo XIX. El siglo XX la vio transformarse en una ciudad, cuya influencia alcanza a toda la provincia. El auge comunal se vio acrecentado desde la década del 20, con la construcción de una serie de canales de regadío. Se produjo así un auge productivo en el ámbito agropecuario. A fines del siglo XX se inició una nueva fase de desarrollo, con el auge de la agroindustria, la agricultura de exportación y la pujanza del rubro forestal. En la actualidad, Los Angeles sigue consolidándose como una pujante capital provincial agrícola y forestal, como ciudad de servicios de todo tipo.

plaza de armas antigua

Su personaje más destacado es el Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, quien además de administrar la hacienda de Las Canteras, heredada de su padre Ambrosio O’Higgins, en la cercanía de los Angeles, fue destacado en 1810 como el primer alcalde de la era republicana de esta villa. El 10 de enero de 1811 fue elegido por aclamación como diputado por La Laja al Primer Congreso Nacional. Desde allí impulsó una serie de adelantos para esta zona. El joven O’Higgins creó un Regimiento de Milicias, con el cual, siendo su segundo comandante, partió desde aquí hacia el norte, donde participó en la Guerra de la Independencia Nacional.

 

Accesibilidad