Un continuo crecimiento en cuanto a infraestructura y recurso humano, más de 2 mil usuarios atendidos a la fecha, implementación de prácticas innovadoras y distinciones a nivel local y nacional son los principales logros alcanzados por el Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) perteneciente al CESFAM Norte “Dr. Atilio Almagiá Pereira”, el cual celebró su segundo año de funcionamiento.

Atendiendo a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, el rol principal de este dispositivo multidisciplinario es acoger a personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, con limitación en sus funciones y lograr su recuperación y reinserción social, trabajo que fue valorado profundamente por el alcalde Esteban Krause.

“Y también lo que es importante destacar es que aquí hay una atención de salud orientada no solamente a las necesidades físicas, sino que a las necesidades del ser humano, de acompañamiento, de una necesidad que tienen las personas adultas de ser escuchadas y aquí se dan esos espacios para que, efectivamente, así se haga. Así que hay una solución física para un problema de salud, pero también va con un acompañamiento desde el punto de vista emocional”.

Myriam Quezada, presidenta de la Comisión Salud del Concejo Municipal, se sumó a las felicitaciones manifestadas por el jefe comunal, señalando que “es un programa que esperamos se pueda ampliar y se pueda multiplicar en los distintos centros de salud, principalmente porque la población usuaria aquí no hay edades pero de todas maneras estamos pensando en nuestros futuros adultos mayores, que creo requieren tener este tipo de servicios que la atención primaria se lo puede dar, así es que hay un muy buen equipo de profesionales que trabajan en el tema de rehabilitación”.

FRUCTÍFERA LABOR
Este centro de rehabilitación recibe a personas con artrosis, parkinson, secuelados de accidentes cerebrovascular, retraso en desarrollo psicomotor y discapacidad visual, entre muchas otras patologías. Además de consultas y sesiones de tratamiento, ofrece talleres enfocados a la prevención y promoción de salud, entre los cuales se encuentran el de estimulación cognitiva, protección auricular, prevención de caídas para adultos mayores y el de tangoterapia, respecto del cual se ofreció una demostración durante el evento de esta jornada.

Leslie Oberg, kinesióloga del CESFAM Norte, junto con agradecer el reconocimiento expresado por las autoridades, se refirió a los desafíos como equipo, entre ellos “seguir ampliándonos, ampliándonos físicamente, con recurso humano y abarcando mayor población. En este minuto estamos trabajando con el catastro de todos los adultos mayores de nuestro CESFAM y tratando de que todos, llegar a todos –ése es el desafío más importante-, a todos nuestros usuarios adultos mayores, a todos nuestros usuarios con discapacidad. Para eso vamos a necesitar mayor espacio, estamos postulando a la Embajada de Japón un proyecto de ampliación y esto también lleva consigo un mayor recurso humano”, contó.

El centro comunitario de rehabilitación del CESFAM Norte recibe a 90 nuevos beneficiarios cada mes y su modo de trabajo integra a sus familias en el proceso de prevención, tratamiento y rehabilitación.

Todas estas actividades – premiadas en Jornadas de Buenas Prácticas, por la Asociación Chilena de Municipalidades y por otras entidades- apuntan a la recuperación física, contención emocional y psicoeducación de los integrantes del programa para conseguir, finalmente, su reinserción en la comunidad y una mejor calidad de vida de los pacientes y de sus núcleos familiares.