En un trabajo mancomunado entre la Municipalidad de Los Ángeles y la Policía de Investigaciones, se llevó a cabo en pleno centro de la ciudad la entrega de volantes bajo el nombre “Crecer Protegido: No más Trabajo Infantil”, campaña que busca crear conciencia sobre los riesgos que implica forzar a los menores a realizar prácticas laborales.

La actividad se llevó a cabo en el marco internacional día en contra del trabajo infantil que se celebra este 12 de junio y tuvo como principal objetivo sensibilizar a la comunidad sobre el concepto de esta temática, el marco legal que regula esta falta y datos estadísticos que hay en nuestro país.

Al respecto, el alcalde Esteban Krause indicó que se trata de una campaña muy positiva para nuestra ciudad, destacando que “como administrador de los establecimiento municipales, nos interesa que nuestros niños estén solamente educándose y estudiando y no realizando actividades que corresponde a los adultos”.

De igual forma la Comisario Ruth Torres, Jefa de la Brigada Investigadora de Delitos sexuales y menores sostuvo que esta campaña buscar erradicar las formas de trabajo en nuestra provincia. “Queremos que la comunidad nos vea como PDI unos actores importantes dentro de la prevención de esta falta de la cual sabemos que ocurre mucho en nuestro país y también en Los Ángeles”.

Entre los tips que se les enseñó a la gente está en que sólo en ciertas circunstancias menores entre 15 y 17 pueden laborar, siempre que realicen trabajos ligeros que no perjudiquen su salud, contar con autorización de un adulto, haber culminado la educación media o encontrarse cursándola y en ningún caso trabajar más de ocho horas diarias.

Sin embargo, bajo ninguna condición ni circunstancia, menores de 15 podrán realizarlo o bien si tiene entre 15 y 17 y no existe de por medio un contrato de trabajo y no se acredita que está estudiando o bien que se traten de labores que pongan en riesgo su desarrollo e integridad como guardia de seguridad, jornadas nocturnas, conducción de grúas y vehículos, labores con animales o personas enfermas y trabajos con sustancias químicas peligrosas, entre otras.