Una medida necesaria y largamente esperada por la comunidad de Los Ángeles para paliar los efectos de la contaminación atmosférica -que se agudiza en época de invierno producto del uso de calefactores a leña- fue la dada a conocer durante esta jornada por autoridades regionales y locales.

Se trata de la implementación en nuestra comuna del Decreto N°90 del Ministerio de Salud, que permitirá declarar alerta, pre-emergencia o emergencia sanitaria frente a situaciones vinculadas, precisamente, a la superación de la norma establecida para material particulado en el aire.

A la espera de la declaración para nuestra ciudad como zona saturada, lo cual permitiría contar con un plan de descontaminación de mayor complejidad, esta determinación, que a nivel regional considera también a Chillán y Chillán Viejo, constituye una positiva alternativa para reducir la contaminación ambiental y su efecto sobre la salud de las personas.

“Muchas veces se nos decía ‘qué estamos haciendo, cuáles son las medidas, cuál es el accionar que pasa el tiempo y no sucede nada’; bueno aquí hay una medida concreta, una medida que en algunos momentos nos moleste, que nos incomode, pero estamos pensando en el bien común y también lo relevante aquí es que tomemos conciencia cada uno de nosotros que al momento de estar quemando leña húmeda, de no estar haciendo buena combustión en nuestra estufa, estamos contribuyendo a la contaminación. Parte del humo que nos deja en la ropa la contaminación es humo nuestro que producimos, entonces cuando empezamos a tomar conciencia, obviamente estas medidas se van facilitando”, planteó el alcalde Esteban Krause, quien junto Luis Barceló, gobernador provincial; y Angélica González, delegada provincial de la Seremi de Salud, comprometió todo el apoyo municipal para el éxito de esta decisión ministerial.

FUNDAMENTO Y MEDIDAS
Mauricio Careaga, secretario regional ministerial de Salud Región del Bío Bío, explicó cómo se concretará este anuncio, señalando que “las herramientas que tenemos es la suspensión de las fuentes emisoras con la fiscalización. Nuestro cuerpo de fiscalizadores del ambiente –y se van a sumar los otros fiscalizadores- dentro de las medidas nos da la facultad de incluso trasladar personal de otros puntos de la región a trabajar en las tres comunas que vamos a intervenir. Además de eso están los medidores de humedad de la leña y vamos a tener personal en la calle, aparte vamos a estar pidiendo la colaboración de Carabineros, de los inspectores municipales y de todos los instrumentos que tengamos a la mano para que esta medida sea de verdad una medida eficiente”.

La declaración de este decreto –cuya vigencia se extenderá hasta el 31 de agosto de 2014- se fundamenta en las grandes emisiones de material particulado fino MP 2.5 y MP 10 que presenta el aire en Los Ángeles, actualmente; y la ausencia de un plan de prevención y descontaminación atmosférica que permita instalar medidas permanentes de control de emisiones y un programa de gestión frente a episodios críticos.

Junto con lo anterior, fue tomado en cuenta el aumento de enfermedades respiratorias, entre las cuales predominan en estos momentos patologías virales de adenovirus, virus sincicial e influenza A y B.

Además de impedir la utilización de fuentes calóricas a base de leña durante los periodos de pre-emergencia y emergencia ambiental; y de la disposición de recursos extraordinarios para contratar personal y adquirir equipamientos para asegurar el cumplimiento de esa medida, esta norma faculta a la autoridad para prohibir la realización de actividades deportivas masivas, clases de educación física en establecimientos educacionales y actividades físicas al aire libre; y para exigir el uso de mascarillas en pacientes crónicos, adultos mayores, niños y embarazadas en las horas de mayor contaminación.