En un esfuerzo mancomunado entre la Municipalidad de Los Ángeles y la Policía de Investigaciones de Bío Bío, se dio por concluida de forma exitosa la tercera y última etapa de la campaña “Inicio a clases seguro”.

La actividad contó consistió en reforzar y reconocer al transporte público como un medio ampliamente utilizado por gran parte de los estudiantes de manera diaria en su trayecto hacia sus establecimientos y viceversa.

En ese sentido, se instó a los choferes de este tipo de transporte a instalar en su interior un adhesivo que los identifica como medio de una “ruta segura”, en donde además se encontrarán diferentes mensajes que incitan al autocuidado tales como evitar llevar objetos de valor a la vista, viajar ligeros de equipaje, no distraerse en demasía con los objetos tecnológicos y preferir los paraderos con más iluminación.

En ese sentido el subprefecto de la PDI de Bío Bío, Víctor Pérez, indicó que el objetivo es “dirigirse directamente a los estudiantes para evitar que sean víctimas de robo y para eso hemos apelado a la ayuda también del transporte público, porque sabemos que la mayoría de los menores llega a sus establecimientos a través de él”.

Por su parte, el administrador municipal de Los Ángeles, Alexis Campos, sostuvo que este término d campaña se enmarcar “dentro de una exitosa línea de estrategia que hemos llevado a cabo con la Policía de Investigaciones siempre dentro del objetivo de generar mejores condiciones de seguridad para nuestra comuna.

En la plaza de Armas de la comuna, ambas autoridades hicieron entrega de parte de los adhesivos a los transportistas para que pudieran ubicarlo en un lugar visible dentro de cada bus.