Alumnas y alumnos de séptimo básico de la escuela La Victoria, de Santa Fe, están participando de un proyecto que los formará como pequeños agricultores, iniciativa conjunta del establecimiento educacional y del CESFAM Rural de esta localidad y que se enmarca en el plan de promoción de salud del recinto de atención primaria.

La labor en torno a esta actividad inició en mayo y culminará en julio, con la cosecha de las primeras hortalizas –específicamente lechugas- relató la nutricionista Damari Azúa.

“La idea es tratar de tocar el tema del reciclaje, de las botellas de plástico y también de promocionar el tema de las huertas saludables. Esta vez sembramos lechugas, a través de un almácigo y así promocionar también el tema de las huertas y el tema del consumo de verduras”.

La profesional destacó el entusiasmo y responsabilidad mostrada por los menores, a quienes se les ha enseñado acerca de las propiedades y beneficios para la salud que reporta el consumo de frutas, verduras y legumbres.

“Bueno, porque el consumo en Chile de frutas y verduras es súper bajo y la idea es tratar de darles herramientas a los niños de que no tan solo podemos adquirir las verduras a través del comercio, sino que se pueden cultivar en casa y es una forma fácil y sencilla de poder lograrla”.

Luis Fonseca, inspector general de la escuela, planteó que los estudiantes poseen una experiencia previa en el tema, ya que la escuela trabaja desde hace un tiempo para lograr su certificación ambiental y para inculcarles hábitos de vida saludables, con el apoyo de sus padres.

“Nosotros queremos potenciar bastante lo que son los hábitos de alimentación saludables ya que es un problema que nos afecta no tan solo como curso, sino que también como colegio. A pesar de que nuestros estudiantes, en la gran mayoría, son de un contexto rural y conocen el proceso de siembra y cosecha, no está la costumbre de consumir muchos alimentos saludables; por lo tanto, yo creo que es una buena instancia para poder mejorar los índices, en este caso, de obesidad”.

Otras nutricionistas del CESFAM se encuentran trabajando en iniciativas similares, con otras unidades educativas del sector.