En seis colegios de nuestra comuna se está llevando a cabo el Programa de Alimentación Escolar Municipal, en donde niños de entre 6 y 13 años reciben alimentación y a la vez realizan diferentes actividades educativas y recreativas que les ayudan a tener un verano más entretenido.

El programa se extenderá hasta el 31 de enero y busca beneficiar a niños y jóvenes provenientes de familias de escasos recursos, cuyos padres no pueden cuidar de ellos producto de sus respectivos trabajos o bien de madres que tengan la posibilidad de acceder al mundo laboral durante este tiempo.

El Director Comunal de Educación, Marcelo Torres, recorrió los establecimientos en donde se realizan cuyos programas, en donde pudo compartir con parte de los niños que son parte de las actividades. En ese sentido, manifestó que se trata de un plan muy importante, ya que tiene el objetivo no sólo de recrear sino también de otras acciones educativas.

“Durante este año, el alcalde Esteban Krause ha introducido una serie de mejoras a este programa en donde se incluyen por ejemplo salidas a terreno y a la piscina municipal, además de realizar encuentros junto a todos los demás niños de otros establecimientos” indicó Torres.

En cuanto al desarrollo de las actividades el monitor Miguel ángel Jaque de la Escuela 21 de mayo sostuvo que “los niños están muy motivados cada día al menos así lo hemos visto y siempre están con buena disposición. Acá nosotros cantamos, pintamos y hacemos una serie de actividades que apuntan a su recreación de una forma sana y entretenida”.

Junto a este establecimiento, los otros en los cuales se está realizando dicho programa son las escuelas de San Carlos Purén, Arturo Alessandri Palma, Duqueco, Santa Fe y El Peral, todas con un máximo de 15 cupos en promedio, beneficiando directamente a niños y niñas en riesgo social con una alimentación completa y un ambiente acogedor de recreación y sana competencia.