Una exitosa iniciativa, llevada a cabo con adolescentes de esta localidad, es la que está ejecutando el CESFAM Rural de Santa Fe para formar forjadores sociales juveniles.

El proyecto, apoyado por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), busca incrementar la participación comunitaria en torno al centro de salud familiar, específicamente en lo que a este segmento etario se refiere, explicó la asistente social María José González.

“Principalmente, el proyecto ‘Forjadores sociales’ surgió a través de la iniciativa de incorporar jóvenes, en este caso, al sector de Santa Fe. Ya que, actualmente, las personas que participan en el área de salud o en actividades que se realizan en el sector siempre son personas adultas, edad media o adultos mayores, por lo cual se buscó activar esta red, incorporar a jóvenes y poder trabajar activamente con la comunidad”.

Responsable de concretar esta idea junto a su par Madeline Sepúlveda, González indicó que otros objetivos fueron aportar a la propagación de hábitos saludables en la comunidad santafesina –lejos del consumo de alcohol y drogas- y generar nuevos liderazgos por medio de este primer grupo de 15 monitores.

Los participantes fueron beneficiarios de actividades dinámicas donde se fomentó el trabajo en equipo, el liderazgo y la labor comunitaria; y donde se plantearon las problemáticas del área en un diagnóstico participativo.

Como término de las sesiones, en este primer ciclo, se organizó una salida de autocuidado con las y los adolescentes, quienes trabajaron en equipo y disfrutaron de actividades como canopy y rappel en el complejo turístico Altos de Malalcura, comuna de Antuco.