El tercer y último bingo de 2018 puso fin a las actividades calendarizadas para este año por el programa “Más Adultos Mayores Autovalentes”, en el CESFAM Norte.

El evento se llevó a cabo en la escuela F-887 “Isla del Laja” hasta donde llegaron unas 80 personas, pertenecientes a diferentes clubes de adultos mayores del sector. Entre éstos destacó el “San Juan Bautista”, agrupación que -bajo el alero del programa y del CESFAM- este año tramitó con éxito su personalidad jurídica.

Ingrid Inostroza, kinesióloga del “Más Adultos Mayores Autovalentes”, junto con hacer una positiva evaluación del trabajo ejecutado en estos 12 meses, explicó la relevancia que tiene para los beneficiarios la ejecución de esta iniciativa de carácter recreativo.

“El bingo es una actividad cognitiva que se encuentra bajo el marco de la prevención y promoción en salud ya que permite repasar el lenguaje matemático y, además, potencia la memoria y mantiene el trabajo de atención y concentración”, acotó.

Durante la actividad se premió a Agustina Soto y a Ana Ramírez, por su responsabilidad y espíritu de superación; y el grupo folclórico “Ayelen Den”, integrado por funcionarios del centro de salud familiar, presentó hermosas canciones que fueron coreadas por los asistentes.