“Sonrisas del alma” es el nombre de la agrupación conformada oficialmente este viernes, integrada por los participantes del taller de teatro que funciona desde hace un tiempo al alero del Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) del CESFAM Norte.

Se trata de una destacable iniciativa, iniciada en febrero de 2017 y que a través de un trabajo conjunto a cargo de un equipo multiprofesional compuesto por psicóloga, terapeuta ocupacional, kinesióloga y fonoaudióloga, logró reunir a un grupo de usuarios del centro de salud, e interesarlos en llevar a cabo esta actividad de autocuidado, detalló la fonoaudióloga Karina Villalobos.

“Nuestra idea era incluir la parte corporal, la parte escénica, la parte vocal, la parte sensorial, las emociones; que ellos exploraran a través del arte, a través del teatro, todas estas habilidades que –en realidad- desde la voluntad ellos también quisieron explorar y conocer lo que era estar en un taller de teatro”.

Con recursos obtenidos de una postulación a una buena práctica, en 2018 el taller contó con un monitor –actor profesional- que potenció lo avanzado hasta ese momento en aspectos propios de la actuación, tales como pantomima, improvisación, expresión de emociones y lenguaje no verbal.

“La verdad es que para nosotros ha sido una experiencia, de partida, nueva; la empezamos a implementar el 2017 y todo lo nuevo que es para ellos es también para nosotros y ha sido muy enriquecedor. Enriquecedor ver cómo ellos lo toman con una responsabilidad, lo toman con una diversión y con un querer hacer teatro desde la salud; no solo desde ‘me divierto haciendo esto’, sino que haciendo salud mediante una actividad que es diferente”.

RENOVADOS
María Gutiérrez (67), presidenta provisoria de esta naciente agrupación social y cultural, expresó que participar de esta instancia es para ella la concreción de un sueño postergado toda su vida. Otros compañeros se unieron al taller tras vivir un duelo o luego de enfrentar una difícil enfermedad.

“Para nosotros ha sido bien fortificante esto porque la mayoría somos adultos mayores y ustedes pueden entender que los adultos mayores tenemos unas poquitas neuronas, no nos quedan más. Así que es un esfuerzo enorme y necesitamos apoyo; hemos salido, hemos actuado y nos hemos sentido felices, es una terapia muy buena, muy buena”.

El adquirir personalidad jurídica posibilitará postular a diferentes proyectos con lo que se aseguraría la continuidad de esta iniciativa ya que, para operar, debe costear gastos básicos como traslado, materiales para escenografía, vestuario, entre otros.

Los ensayos del grupo de teatro son todos los viernes, entre las 10 y las 12 horas. Los interesados en participar –sin límite de edad- deben acercarse y consultar en informaciones del CESFAM, con algún profesional tratante o, directamente, en el CCR del establecimiento.