Gracias a un esfuerzo conjunto entre el área de salud de la Municipalidad de Los Ángeles y el Servicio de Salud Biobío; y respondiendo a una inquietud de los locatarios de la Vega Techada, este jueves y viernes se llevó a cabo un completo operativo de salud en este populoso sector de nuestra comuna, a cargo del CESFAM Nororiente.

La actividad incluyó toma del Examen Médico Preventivo del Adulto (EMPA), el cual se concretó en una clínica móvil facilitada por el Servicio de Salud, con profesionales del centro de salud familiar. Además, el mismo recinto de atención primaria puso a disposición de los comerciantes y de la comunidad en general una feria de salud que abordó distintos temas de interés, orientados a la promoción de estilos de vida saludables, a la prevención y al autocuidado.

Pedro Valdés, presidente de la agrupación Comerciantes Microempresarios Vega Los Ángeles (Comivela), agradeció la respuesta de las instituciones que permitirá a sus asociados “ponerse al día” en un tema tan relevante.

“Bueno, la verdad nosotros agradecemos a la municipalidad –de la que depende el CESFAM Nororiente- y al Servicio de Salud al disponer de la clínica para realizar los exámenes porque nuestra gente, si bien es cierto, todos estamos ingresados en algún CECOSF o en alguna entidad de salud municipal, mucha gente de la nuestra llega a primera hora –o sea 4 de la mañana- y se va a la 1 del día y al final llegan a esos servicios cuando ya la enfermedad está declarada”.

Jessica Alarcón, nutricionista del CESFAM, concordó en que el objetivo de este operativo fue acercar una alternativa de salud a los feriantes quienes, por la naturaleza de su trabajo, tienen menos opciones de acudir a su centro de salud familiar.

“Yo creo que en general la actividad ha tenido buena convocatoria, para ser primera vez que se hace. Hoy día y ayer estuvieron las colegas haciendo el EMPA y no daban abasto, así que se podría volver a repetir en otra instancia. Y la recepción del público en general fue súper buena”.

Los stands presentes esta vez fueron los de alimentación saludable y actividad física; el de salud bucal, que promueve hábitos de higiene oral, principalmente; el de acompañamiento psicosocial, que apunta a la vinculación con niños y adolescentes en riesgo social; y el de prevención de tuberculosis, cuyo propósito es fomentar el diagnóstico oportuno de esta enfermedad.