Usuarias y usuarios de las 5 postas rurales bajo dependencia del CESFAM Norte –y los respectivos encargados de cada uno de estos establecimientos- fueron los protagonistas de la tercera feria agroecológica realizada por este recinto de atención primaria de Los Ángeles, actividad escogida como finalización tras una serie de talleres ejecutados en el marco del programa de Equidad Rural.

Dicha capacitación, de la cual fueron parte vecinas y vecinos de las postas Los Troncos, Alborada, Los Robles, Los Molinos y Dicahue, además de fomentar su asociatividad y acercar a la comunidad a sus equipos de salud, implicó una reafirmación de la medicina tradicional y de la alimentación saludable a partir de lo cultivado en cada hogar, sostuvo la asistente social Alicia Padilla.

“El taller se llama ‘Fortaleciendo el trabajo comunitario en sectores rurales a través de la agroecología’. Bueno, en realidad fueron 4 talleres que se realizaron, de 2 sesiones cada uno, y tiene que ver con cómo aplicar y conocer las hierbas medicinales y sus beneficios en cuanto a la salud digestiva, músculo – esquelética y sistema nervioso, entre otras cosas”.

Francisca Chiguay, habitante del sector de Mortandad, fue una de las participantes de esta formación. Destacó que gracias a esta oportunidad, pudo conocer alternativas para cuidar su salud, conocer a otras personas e, incluso, acceder a nuevos ingresos económicos.

“A mí lo que más me encantó de ella, es que ella nos motivó a que conozcamos nuestras plantas, queramos nuestro entorno donde vivimos, cuidemos la naturaleza y nos proyectemos más adelante para seguir en esto ¿Qué le puedo decir?, a mí ella me motivó mucho”.

LA AGROECOLOGÍA
Leticia Zapata, monitora de los talleres, detalló que lo desarrollado en esta temporada es una continuación de lo hecho en años anteriores, pero esta vez con un énfasis en la búsqueda y utilización de hierbas que son beneficiosas para la salud digestiva, del sistema nervioso y para la prevención de situaciones y la recuperación del sistema músculo – esquelético; todo esto como un complemento de la medicina convencional.

“La idea fue seguir instalando los criterios de producción agroecológica, vinculados a la forma de mejorar los hábitos alimentarios a través del consumo de hortalizas y de hierbas medicinales que han sido cultivadas en forma natural”.

La agroecología, indicó, significa producir sin contaminantes; es decir, todo el sistema de producción se lleva a cabo bajo formas naturales, con técnicas para mejorar la calidad del suelo, fertilizar y desinfectar las plantas, pero sin ningún tipo de químicos ni aditivos. Dichos productos, precisamente, fueron los presentados y comercializados en esta tercera feria.