Profesionales de los 7 CESFAM de Los Ángeles fueron parte de la capacitación en educación ambiental organizada por el centro de salud familiar rural Santa Fe, actividad que marca una continuidad con lo ya realizado durante 2017 en el mismo ámbito.

Óscar Burgos, director de este CESFAM, indicó que a esta actividad asistieron unos 40 funcionarios para asimilar estos contenidos y experiencias amigables con el entorno, que son aplicables a la realidad laboral y particular.

“Hemos abordado con los funcionarios continuar con el área denominada educación para la sustentabilidad, eso aplicado a lo que es salud familiar reflejado en estrategias que son lúdicas ligadas a la reutilización de diferentes materiales y llevarlo esto a la práctica que es recuperar material, el reciclar material, el poder abordar estas temáticas ligadas a la sustentabilidad del medio ambiente. Entonces, ahora estamos trabajando con papel, trabajando con otras ideas que pueden ser aplicadas con la comunidad y también con nuestros propios funcionarios”.

Burgos enfatizó en la relevancia que tiene la educación medioambiental para la atención primaria de salud, ya que existe un vínculo indisoluble entre la salud humana y el medio ambiente.

“Esperamos una cifra que va entre los 4 y los 7 funcionarios por CESFAM que representen este trabajo que debe darse en forma permanente y transversal. El hablar de sustentabilidad es tomar lo económico, es tomar a la comunidad en el ámbito equitativo y es tomar a todo lo ecológico, pero eso reflejado en el trabajo cotidiano de todos los programas. El tema acá es hablar de medio ambiente, incorporado a todos los programas básicos”.

Al igual que en 2017, la idea es que a partir de esta capacitación los funcionarios puedan presentar propuestas en sus propios lugares de desempeño para ejecutarlas junto a sus compañeros de trabajo y a sus comunidades.