Un exitoso cuarto “encuentro de semillas y saberes” –el cual, como elemento distintivo, tuvo la inauguración de su propio invernadero comunitario- desarrolló la posta de salud rural San Gerardo, recinto dependiente del CESFAM Nororiente de Los Ángeles.

La cita, que obtuvo financiamiento del Servicio de Salud Bío Bío como “buena práctica”, congregó a vecinas y vecinos del sector y a otras y otros de zonas un poco más apartadas, quienes llevaron sus semillas para intercambiar con otros productores, relató Carolina Pino, asistente social y encargada de promoción de salud y medio ambiente.

“La idea de este espacio es rescatar los saberes que tienen las personas del sector rural, en cuanto a la relación que tienen con el cultivo de hortalizas, plantas medicinales y ellos –cada uno de los participantes- dan a conocer su semilla o planta que lleva para intercambiar”.

La profesional del CESFAM Nororiente destacó que esta actividad tiene varios elementos relevantes, desde la perspectiva de la salud. Por una parte, en el Mes de la Salud Mental, fomenta factores protectores psicosociales a través de la recreación; igualmente, resulta una efectiva herramienta de participación ciudadana para los habitantes de áreas rurales; y, finalmente, en el Mes de Alimentación, incentiva a las personas a consumir alimentos más saludables, cultivados por ellos mismos.

NUEVO INVERNADERO 
Gumercinda Cuevas fue una de las participantes y desde su huerta aportó con plantas medicinales como ruda, toronjil y menta; de vuelta a su hogar se fue con porotos, frambuesas y zapallos.

“Muy bonita la actividad, segunda vez que participo aquí en San Gerardo y también en Chacayal. Muy bonita, a pesar del tiempo hubo bastante concurrencia”, rescató.

Corina Pérez, integrante del comité de salud y de la junta de vecinos de San Gerardo, también valoró positivamente la realización de esta actividad.

“Traje éter, malva y zarzaparrilla; y llevo melones, llevo sandías y llevo porotitos de otra clase”, contó.

En cuanto al invernadero, su concreción fue posible gracias a recursos postulados también al Servicio de Salud Bío Bío. Su construcción estuvo a cargo del técnico paramédico de la posta y del grupo de autoayuda “Buenos amigos”, quienes –además- se responsabilizarán de su mantención y cosecha.

Encuentros de semillas y saberes similares a éste se ejecutarán, próximamente, en las localidades de Chacayal Norte y Saltos del Laja.