En un encuentro desarrollado ayer en Puente Alto, Región Metropolitana, el que contó con la participación de alcaldes y representantes de las 13 comunas que serían afectadas por la merma de presupuesto anunciada anteriormente por el organismo, la jefa de la División de Atención Primaria (Divap) del Ministerio de Salud, Adriana Tapia, aseguró que el aporte otorgado a Los Ángeles finalmente no será disminuido en 2019.

Luego de incesantes gestiones lideradas por el alcalde Esteban Krause y por Marta Aravena, encargada comunal de Salud, se informó que se dejará sin efecto la decisión jurídica de la Divap y se continuará entregando el aporte Per cápita como comuna rural, lo cual deja para el próximo año a todos los municipios aquejados por esta situación con el mismo financiamiento del presente, sin la temida rebaja.

Esta reunión se suma a la del martes, sostenida entre el jefe comunal, el diputado Cristóbal Urruticoechea y el ministro de Salud, Emilio Santelices, quien se comprometió a buscar una pronta solución para evitar este importante recorte en los recursos de salud y destacó el rol protagónico y proactivo de nuestra comuna en este tema.

PLANTEAMIENTO DE ALCALDE
En su intervención del miércoles el alcalde Esteban Krause señaló que durante 16 años se ha considerado a Los Ángeles como una comuna rural, lo que ha permitido tener un gran desarrollo, reconocido por el Ministerio de Salud. Esto le ha permitido estar a la vanguardia en atención primaria, contando con infraestructura, tecnología de punta y un recurso humano debidamente capacitado para resolver problemas de salud de las personas, con niveles mayores que cualquier comuna del país. Asimismo, dijo, “somos la comuna que tiene el mayor desarrollo del modelo de salud familiar y nos hemos posicionado a nivel nacional con nuestros CESFAM como formadores de la especialidad de Medicina Familiar”.

Krause agregó que según el Censo 2017, Los Ángeles es una de las comunas con mayor población rural de Chile, viviendo más de 52.000 personas en sectores rurales y que con el ingreso Per cápita se financia el recurso humano y se suplementa el convenio SAPU, el Servicio de Urgencia Rural; la compra de fármacos, insumos clínicos, dentales y exámenes de laboratorio, todo lo cual permite entregar las prestaciones que exige por ley el Plan de salud Familiar 2; como también cumplir con el GES y las metas sanitarias.

Todo lo anterior se vería mermado de concretarse el recorte presupuestario anunciado por el ministerio en septiembre de este año, según el cual se debería prescindir de alrededor de 600 personas que mantienen distintos tipos de contratos, (plazos fijos, reemplazos, honorarios); tampoco se podría aumentar la dotación presupuestada para 2019 que se justifica en el aumento de 4.000 nuevos beneficiarios, lo que implicaría un desembolso de $345 millones más. Para asumir esta consecuencia negativa se tendrían que cerrar los SAPU, lo cual dejaría a más de 140.000 personas sin atención de urgencia, sostuvo.

Cabe destacar que Los Ángeles tiene una población de 202.331 personas, de las cuales el 88,66% son beneficiarias de la APS.

Tapia, por su parte, indicó que el presupuesto 2019 pone especial énfasis en el tema de salud como prioritario, junto a Educación e Infancia, ambas instancias ligadas a la Atención Primaria. Por eso, luego de un exhaustivo análisis, el Ministerio llegó a la conclusión que no existirá tal recorte, pero se esperaba contar con las cifras del presupuesto nacional 2019 para confirmar tal información y trabajar con certeza y responsabilidad en torno al tema.