Los máximos beneficios de su propia tierra son los que están obteniendo vecinas de Mesamávida quienes, luego de participar en un curso propiciado por su CESFAM Dos de Septiembre, ahora están capacitadas para elaborar productos 100% naturales a base de hierbas medicinales.

La iniciativa se enmarca en el Programa de Equidad Rural impulsado por el Servicio de Salud Biobío y el área de salud de la Municipalidad de Los Ángeles, el cual tiene por objetivo mejorar el acceso a esta prestación a usuarias y usuarios de zonas apartadas de la comuna, explicó Lorena Castillo, asistente social del CESFAM Dos de Septiembre, quien destacó los principales beneficios de este proyecto.

“Por un lado está el autocuidarse, el conocer las propiedades que se dan en su propia tierra para tener una mejor calidad de vida, para tener un mejor nivel socioeconómico de las casas porque la mayoría de las mujeres de aquí son dueñas de casa y no tienen un ingreso económico mensual y muchos de los jefes de hogar se encuentran sin trabajo; por tanto, se genera un impacto bastante favorable”.

TRABAJO EN TERRENO
La actividad de capacitación, consistente en 8 sesiones de trabajo con una duración de 2 horas y media cada una, estuvo a cargo de Gisela Rosas, técnico agrícola y monitora de hierbas medicinales con una vasta experiencia en este tema. La experta subrayó como beneficios de la buena práctica el bajo costo de su materia prima, la fabricación de artículos 100% naturales, libres de aditivos y químicos; y la trazabilidad y sustentabilidad de la iniciativa.

“Primero hicimos recolección, hicieron reconocimiento de las hierbas medicinales; después preparamos tinturas madres, que son gotitas medicinales para diferentes sistemas –nervioso, digestivo, respitatorio- después aprendieron a hacer aceites cicatrizantes y aceites de masajes; pomadas, pomadas pectorales, pomadas para dolores y pomadas para la piel; jarabes. Todos estos productos duran aproximadamente un año”.

A nombre de las 9 beneficiadas, Teresa Leal –presidenta de la junta de vecinos de Mesamávida- valoró el hecho de poder aprovechar de mejor manera lo que tienen a su disposición y, junto con ello, la posibilidad de contar con una nueva entrada económica.

“Bueno, yo –en mi persona- la encontré muy buena porque todas tenemos hierbas en la casa, conocemos las hierbas, pero nunca supimos que se podían hacer gotas, que se podían hacer jarabes, que se podían hacer cremas; entonces, para mí, eso fue bastante bueno porque aprendimos mucho y son hierbas que las tenemos aquí en el sector. No tenemos que andarlas comprando, entonces ha sido súper provechoso eso”.

En una próxima etapa de este proyecto, apoyado también por la delegación municipal Santa Fe, las participantes aprenderán a confeccionar cosméticos como champús, jabones y cremas de belleza.