El CESFAM Entre Ríos premió el esfuerzo, preocupación y compromiso de sus familias en el ámbito odontológico celebrando a sus “bocas libres de caries”.

Se trata de niñas y niños de entre 6 meses y 9 años, junto a sus progenitoras, quienes fueron reconocidos con diplomas y regalos –en el caso de los menores de edad- y con flores, en el de las madres, por haber acudido a su revisión dental periódica sin presentar caries.

Consuelo Stevens, odontóloga del módulo rojo de este establecimiento, indicó que la idea fue motivar la importante labor preventiva que se realiza en el hogar, básicamente, a través del cepillado continuo de dientes y una alimentación adecuada, la cual es supervisada por cada mamá.

“Quedaron súper contentas y nosotros igual. Nos gustaría repetir la actividad haciendo más general la actividad para el próximo año”.

La profesional expuso que se efectuó este evento como una manera de fortalecer el necesario trabajo conjunto entre el centro de salud familiar y sus usuarios, dándole –además- un significado especial al Día del Odontólogo, el cual se conmemoró el 27 de septiembre.