En total fueron 707 los documentos distribuidos entre las 14 comunas de la provincia de Bío Bío, 447 de ellos beneficiaron a Los Ángeles, los que fueron entregados a los felices vecinos, que hoy se dieron cita en el Teatro Municipal de Los Ángeles.

Los documentos fueron tramitados gratuitamente a través del Programa “Chile propietario”; apoyado por el Gobierno Regional de Bío Bío, que aportó 1.500 millones de pesos, recursos para complementar la tarea del ministerio en esta materia, al financiar el trámite a gran parte de estas familias.

Es el caso de Margarita Parada, que vive en la comuna de Los Ángeles, y que había esperado por años poder regularizar su terreno y de esta forma, sentirse segura de que el terreno que habita es de su completa propiedad.

El Ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward, presente en la ceremonia señaló que el desafío del gobierno es continuar trabajando para seguir entregando título de dominio a las familias que lo necesitan y contribuir con ellos mejorando su calidad de vida. “Con el programa Chile Propietario buscamos regularizar situaciones fuera de norma para que, una vez siendo dueños de sus terrenos o inmuebles, las personas puedan postular a beneficios del Estado”, indicó el jefe de la cartera ministerial.

Por su parte, Esteban Krause Salazar, Alcalde de la comuna de Los Ángeles, destacó la importancia de este documento para las familias, ya que este documento es una herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas, ya al que al regularizar su propiedad pueden acceder a diversos beneficios sociales entregados por el gobierno, como pavimentación de calles, casetas sanitarias, subsidios habitacionales, de agua potable y alcantarillado, entre otros importantes beneficios.

El Programa Chile Propietario busca regularizar más de 58 mil propiedades que actualmente se encuentran rezagadas, está dirigido a personas naturales o jurídicas, chilenas o extranjeras, que carezcan de título de dominio inscrito a su nombre, en líneas de acción como la regularización de la pequeña propiedad raíz; loteos irregulares; ocupación irregular del borde costero; catastro muchas veces hecho mediante drones; campamentos; y pueblos originarios.