Con preocupación se mostró el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, ante la denuncia presentada por la concejala Stara durante el concejo municipal de este lunes, en cuanto a que habría camiones aljibes ligados a la municipalidad que estarían haciendo mal uso de estos recursos en supuestos horarios de trabajo.

La edil señaló que tiene prueba gráficas de que un camión el pasado sábado habría estado llenando en horas de la mañana una piscina en un sector rural con supuestamente agua obtenida desde los talleres municipales, señalando que se trata de una practica de carácter grave, por lo que solicitó que alcalde haga las averiguaciones correspondientes para sancionar si es necesario.

En ese sentido, el jefe comunal sostuvo que se está sorprendido por la situación, agregando que hará todo a su alcance para aclararlo y sancionar a las entidades correspondientes que resulten responsables.

“Esta es una acusación muy grave. Actualmente el municipio arrienda este tipo de camiones a una empresa y también hay algunos que son de la ONEMI, los cuales están encargados de distribuir el agua potable hacia los sectores rurales y por ende que un camión no esté haciendo este tipo de trabajo habla en primer lugar muy mal de ese trabajador, por lo que vamos a revisar bajo que aspectos se realizó esta supuesta irregularidad” indicó Esteban Krause.

Asimismo, el jefe comunal aprovechó la oportunidad para llamar a que la comunidad denuncie este tipo de malas prácticas, ya se tratan de acciones graves que “merecen ser aclaradas y sancionadas”.