Una satisfactoria primera feria de salud ejecutaron, conjuntamente, el liceo El Huertón y el CESFAM Nororiente, beneficiando de manera directa a sus casi 430 alumnos, 250 de los cuales son internos en este recinto ya que proceden de diferentes comunas de la provincia de Biobío.

El evento mostró la oferta disponible del centro de salud para este segmento etario y también otras acciones que realiza el propio establecimiento educacional.

Deyanira Jara, directora del CESFAM Nororiente, evaluó positivamente esta actividad inicial que tiene como propósito profundizar la labor en promoción y prevención en salud con este grupo de adolescentes.

“Es una primera instancia de acercamiento a un trabajo que se ha venido realizando en forma sistemática durante el año, que vincula la temática de promoción de salud en su mayoría de sus componentes. Creo que solo no tenemos instalado acá la actividad física en forma permanente, pero sí tenemos fuertemente el tema de alimentación, de sexualidad sana y segura y también de lo que tiene que ver con los factores promotores de la salud mental, psicosociales, digamos”.

Jara remarcó, igualmente, la posibilidad de que las alumnas y alumnos puedan acercarse al centro de salud en horario vespertino para obtener más orientación sobre los procesos que les involucran de acuerdo a su edad.

“Entonces, con esta feria estamos haciendo una especie de lanzamiento más oficial y pretendemos seguir trabajando acá porque hemos tenido una muy buena recepción por parte de los directivos, del alumnado en general; los chicos se han motivado, nos reconocen también como su CESFAM al que pueden acudir en el horario del espacio amigable –que es de lunes a jueves, desde las 17 y hasta las 20 horas- donde tenemos un equipo multidisciplinario que está dispuesto y llano a atender sus inquietudes, sus consultas, a hacerles sus controles cuando corresponde”.

Marcos Hanssen, director del liceo El Huertón, valoró la posibilidad entregada a su alumnado, enfatizando en el beneficio que significará para su desarrollo integral.

“O sea nosotros como colegio estamos felices, hace tiempo que queríamos y este año hemos logrado hacer este convenio a través de nuestro equipo psicosocial con el CESFAM y creo que ha sido un aporte importante para nuestros niños. Tener a la enfermera 2 veces a la semana, tener al matrón conversando con los niños es importante, sobre todo para la juventud de ahora que necesita que alguien les cuente desde el punto de vista biológico todo este tipo de temas y no que se enteren por las redes sociales cómo se usan cosas o cómo se hacen otras cosas”.

El recinto educacional, de más de 120 hectáreas de extensión y ubicado en la ruta que une a Los Ángeles y Antuco, forma a sus estudiantes en las especialidades de electricidad, agrícola y forestal.