Simplemente se lucieron los pequeños del jardín infantil y sala cuna “Mercadito de sueños”, quienes desfilaron y posaron sus trajes, disfraces y accesorios que confeccionaron junto a sus familias con materiales reciclados para homenajear al medio ambiente, en su mes.

El evento, organizado junto al CESFAM Nororiente de Los Ángeles fue una muestra del trabajo intersectorial ejecutado por el establecimiento dependiente de la Fundación Integra y el centro de salud, y que ha permitido concretar varias experiencias exitosas en torno a la promoción de hábitos de vida saludables, destacó la asistente social Carolina Pino.

“La idea es ir educando a los niñitos y fortalecer ese vínculo que ellos tienen con el medio ambiente. Acá este jardín se declara como un jardín saludable, por tanto, tenemos trabajando nutricionista, profesor de Educación Física y hoy le damos el sello del medio ambiente también con un trabajo intersectorial”.

Tatiana Parra, directora de este jardín, concordó con la profesional del CESFAM, indicando que esta labor que también involucra de manera importante a las familias, ha permitido generar y fortalecer la conciencia ecológica en los 99 menores que recibe “Mercadito de sueños”, y que van de los 3 meses hasta los 4 años.

“Bueno, nosotros como Fundación Integra siempre rescatamos el cuidado del medio ambiente, lo promovemos en las experiencias educativas y también es parte de nuestro sello del jardín promover y promocionar la vida saludable en los niños, que va de la mano también del cuidado del medio ambiente. Siempre estamos trabajando con material reciclado y los niños ya tienen muy claro cómo y de qué manera cuidamos el medio ambiente aquí en el jardín”.

Luego de la pasarela y las luces, fue el turno de Forestín, el querido coipo que representa a la Corporación Nacional Forestal (Conaf), quien compartió con niñas y niños, contándoles a través de su propia historia porqué es tan importante el cuidado de nuestro entorno y de la naturaleza.