Una completa actualización de su protocolo de emergencias presentó la Dirección Comunal de Salud como una manera de minimizar los riesgos y favorecer la seguridad de sus trabajadores ante eventuales situaciones de este tipo.

Así lo explicó Marcela Fernández, prevencionista de riesgos de la Dirección de Salud, quien sostuvo que el plan contempla un curso de acción y respuesta en casos de incendio, sismo o inundación, pero también un esquema general de existir, por ejemplo, un aviso de bomba u otros sucesos que alteren el orden diario.

“Responde a las preguntas que siempre se hacen las personas cuando ocurre una situación fuera de lo común en un lugar de trabajo que son qué hacer en caso de una emergencia, cómo actuar, quién actúa, quién hace tal o cual cosa. La idea fue armar este protocolo, organizar a las personas y poder dar una respuesta en una forma eficiente y eficaz ante una situación de emergencia”.

El documento establece roles y responsabilidades a cumplir por distintas brigadas, usando como referencia lo ya implementado en los CESFAM  de la comuna y como una forma de homologar procesos desde el punto de vista institucional.

“Este plan define los objetivos, los roles de las personas –cuáles son los cargos y cuáles es su función dentro de este plan, está súper detallado-, qué es lo que hace cada uno. Está compuesto por brigadas de evacuación a cargo de un coordinador general, que es el que toma las decisiones importantes cuando ocurre una situación de emergencia; compuesto también por una brigada de primeros auxilios, que da la atención que las personas requieran producto de la misma situación, si hay alguna persona con algún desmayo que requiera una atención inmediata está la brigada y que está equipada con insumos para atender, por ejemplo, una curación que haya que hacer en el momento, lo tiene”.

A lo anterior se suman otras brigadas, encargadas de llamar a los servicios de emergencia, del corte de suministros básicos y de conducir a los trabajadores a las zonas de seguridad determinadas en el plano de evacuación.

En la elaboración de este plan tuvieron un papel fundamental el comité paritario de la Dirección Comunal de Salud y la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), organismo que presta continuo apoyo efectuando capacitaciones relacionadas con emergencias y evacuaciones, primeros auxilios y manejo de extintores, entre otras actividades.

Como próximo paso en el proceso –finalizó Fernández- están el desarrollo de nuevos cursos de perfeccionamiento en este ámbito y la ejecución de simulacros para probar el comportamiento real de los funcionarios en el marco de este protocolo de acción.