Cerca de 80 funcionarios de atención primaria de Los Ángeles, pertenecientes a sus 7 CESFAM, fueron capacitados en lengua de señas en el marco de las actividades contempladas por la Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo (EDLI), iniciativa del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) a la que postuló y se adjudicó el municipio angelino, ejecutándola durante 2016, 2017 y 2018.

El de lengua de señas es uno de los 2 cursos entregados en este contexto, junto a otro anterior acerca de atención ciudadana y que tienen por objetivo ayudar a derribar barreras actitudinales y del entorno respecto de este tema, relató  Lidia Pino, enfermera de la Dirección Comunal de Salud, referente del programa de rehabilitación y directora de este curso.

“Se hicieron 2 grupos para poder abarcar la mayor cantidad de participantes dentro de las condiciones también que el curso exigía porque era un curso con práctica, entonces no podía ser muy masivo. Fue dirigido a personal que atiende público, tanto del área clínica – técnica y administrativa”.

La actividad estuvo a cargo de Eduardo Ríos, intérprete de lengua de señas chilena perteneciente a la agrupación “Signo Cultura” de nuestra comuna y que puso su foco en facilitar la comunicación efectiva entre los funcionarios y las personas que presentan discapacidad auditiva, destacó Pino.

“Fue muy interesante porque el enfoque que le dio el docente es de aprender tanto la cultura de las personas sordas y no entregar así como un abecedario o algo como formar palabras, sino que un contexto más integral de las señas para que las personas puedan, por ejemplo, obtener datos básicos del entrevistado que sería el usuario que asiste al centro de salud”.

Luego de esta capacitación la idea es poder ampliarla a más trabajadores de salud comunal y, a su vez, profundizar los contenidos y técnicas tratadas con más horas de perfeccionamiento.