Ferias, actividades en terreno, eventos internos y otras propuestas fueron las materializadas por los CESFAM de Los Ángeles para realzar el Día Mundial sin Fumar efeméride que, en esta oportunidad, tuvo un marcado énfasis en la promoción y prevención en salud dirigida a los más pequeños.

El CESFAM Entre Ríos, por ejemplo, efectuó una feria de salud integral que tuvo como principales protagonistas a alumnos de enseñanza básica de la vecina escuela E-922 “Arturo Alessandri Palma”, similar a lo realizado por el equipo del CESFAM Rural Santa Fe junto a su activa comunidad estudiantil.

Profesionales del CESFAM Norte, en tanto, se trasladaron hasta el jardín infantil Caracolito, el cual cuenta con 120 preescolares, motivando a los menores a que nunca prueben el cigarrillo y explicándoles a sus familiares porqué es tan malo fumar, detalló el kinesiólogo Gabriel Medina.

“Es más que nada promocionar la salud en los infantes, sobre todo en los preescolares que es el futuro de Chile, donde nosotros queremos hacer el énfasis en dinámicas de no fumar, de alimentación saludable, de la actividad física y sobre todo en este día –principalmente- decirles que los ambientes libres de humo de tabaco, tanto en las casas, en las calles o acá son súper importantes”.

Alejandra del Canto, educadora de párvulos de este jardín infantil, confirmó lo fundamental de incorporar este tipo de aprendizajes a temprana edad.

“Sin duda son los primeros años más importantes para su desarrollo pleno e integral y más aun sabiendo que es mucho más significativo con la participación y la colaboración de nuestras familias”.

Finalmente, el CESFAM Nororiente desarrolló un evento de actividad física en el que participaron con mucho entusiasmo sus funcionarios, lo cual se sumó a la mini feria “libre de humo de tabaco” ejecutada esta semana por este recinto junto al colegio Woodland.

HÁBITO NOCIVO
El tabaquismo es la principal causa prevenible de muerte y enfermedad en el mundo y cada año mata a más de 5 millones de personas. De continuar la tendencia actual, se espera que este número aumente a 10 millones el 2025. En ese marco, Chile presenta uno de los índices de consumo más altos de Latinoamérica, con un promedio de 1.150 cigarrillos anuales por cada adulto.

El cigarrillo afecta a todo el organismo; sin embargo, las patologías más frecuentemente asociadas a él son las cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades del sistema respiratorio.

Dejar de fumar es la forma más efectiva de disminuir el riesgo de enfermar y morir por tabaquismo y por sus enfermedades asociadas.

Además del autocuidado, permite aumentar el presupuesto familiar disponible, disminuye los gastos en salud y mejora la calidad de vida de todo el grupo familiar y social.