Alumnos, apoderados y docentes del Colegio Woodland fueron parte activa de la feria de salud “libre de humo de tabaco” organizada conjuntamente por este recinto educacional y el CESFAM Nororiente de Los Ángeles.

La actividad, enmarcada en el Día Mundial sin Fumar que se conmemora este 31 de mayo, tuvo un enfoque participativo, promocional y preventivo, con entrega de información acerca de los daños que provoca el cigarrillo en las personas y, como contrapunto, de los beneficios que implica para el bienestar general el no adquirir este hábito.

Deyanira Jara, directora del CESFAM Nororiente, destacó la realización de esta mini feria, así como el recibimiento dado por el Colegio Woodland a los profesionales del centro de salud.

“El tema de la prevención del hábito tabáquico, promover los ambientes libres de humo de tabaco desde el colegio sabemos que es una iniciativa que tiene muy buenos resultados por cuanto los niños son los mejores agentes replicadores en el hogar”.

Remarcó, igualmente, lo pertinente de ejecutar este tipo de acciones preventivas y promocionales a temprana edad, evitando perjuicios para la salud de los menores.

“Contentos porque éstas son las iniciativas que nosotros tenemos que seguir manteniendo y promoviendo para tener mayor impacto, sobre todo en los niños y en los jóvenes que son nuestro futuro”.

En el evento hubo stands de alimentación saludable, enfermedades respiratorias, tabaco en el embarazo, tabaco y salud bucal; además de uno de Senda Previene, sobre Ley de Tabaco; otro para toma de Examen Médico Preventivo del Adulto (EMPA) y uno de educación sobre las consecuencias del consumo de cigarrillo, concluyendo con una zumbatón.