Se trata de vecinos de la Junta de Vecinos Llano Blanco, ubicada al nororiente de Los Ángeles.

El tratamiento de aguas servidas es una necesidad cada vez más urgente en la comuna de Los Ángeles, de ahí la preocupación de la Municipalidad de Los Ángeles, a través de su Unidad de Saneamiento Sanitario de dotar a cada vez más familias de fosas sépticas.

Desde el 2014 a la fecha son más de 244 las familias beneficiadas con la entrega de estos insumos para la construcción de un sistema de drenaje que permite evitar enfermedades de carácter infeccioso y la contaminación de suelos.