Una delegación procedente del CESFAM “Paulina Avendaño Pereda”, específicamente de su CECOSF Esmeralda de Mediocamino, se trasladó hasta el CESFAM Nuevo Horizonte para conocer, en terreno, el destacado trabajo que desarrolla este establecimiento de atención primaria de Los Ángeles en el ámbito de las terapias complementarias.

El grupo, integrado por la trabajadora social Guissella Medina y 9 monitoras voluntarias de salud, se mostró gratamente sorprendido por la consolidada labor que se ejecuta en este lugar tras recorrer el recinto y sus domos infantil y adulto donde se entregan al público interno y externo auriculoterapia, Flores de Bach y  sonoterapia; oferta que amplían sus talleres de masaje shantala, kundalini yoga, versoterapia y folclore. La idea, expresó la profesional, es avanzar en replicar alguna de estas iniciativas en sus propios centros de salud.

“O sea, por ejemplo, el tema de tener los espacios físicos –como los domos que tuvimos la oportunidad de conocer, que estén complementados-, que el centro de salud valide el proceso de terapias complementarias; la recepción que nos comentan que han tenido tanto los usuarios internos como externos eso es lo que, en el fondo, llama más la atención”.

MIRADA HOLÍSTICA
María Luisa Proust, directora del CESFAM Nuevo Horizonte, detalló que lo exhibido fue una breve historia del proceso de implementación de estas terapias en el CESFAM; así como su organización, consecución de recursos, flujogramas de derivación y algunos elementos cuantitativos y cualitativos que reflejan la exitosa atención otorgada a lo largo de estos años.

“Vienen a ser un complemento o un aporte, no es algo que vaya a suplir la terapia médica. Los pacientes tienen una terapia médica tradicional, pero la terapia complementaria viene a complementar y a aportar al tratamiento de los pacientes, debido a que las terapias complementarias tienen una visión holística del ser humano”.

Añadió que esto permite apreciar la enfermedad más allá del daño físico, puesto que considera también las partes emocional, espiritual y mental del individuo que pueden estar repercutiendo en su estado de salud. Este abordaje integral está actualmente legitimado por el Ministerio de Salud y, desde la perspectiva del CESFAM Nuevo Horizonte –modelo en este trabajo junto al CESFAM Dos de Septiembre- es un valor agregado dentro del servicio que proporciona a su comunidad.