Ventajas fundamentales para el desarrollo físico, mental y emocional de niñas y niños; para una mejor sociabilización de éstos e, inclusive, para la economía familiar, son las que supone la recuperación de los antiguos juegos en desmedro de la predominante tecnología a la que acceden indiscriminadamente los menores de edad, actualmente.