Ventajas fundamentales para el desarrollo físico, mental y emocional de niñas y niños; para una mejor sociabilización de éstos e, inclusive, para la economía familiar, son las que supone la recuperación de los antiguos juegos en desmedro de la predominante tecnología a la que acceden indiscriminadamente los menores de edad, actualmente.

Así lo planteó la Segunda Jornada de Parentalidad Positiva organizada por la mesa técnica e intersectorial infancia – adolescencia que lidera el CESFAM Nuevo Horizonte.

Paola Hermosilla, asistente social del CESFAM Nuevo Horizonte y encargada de esta instancia, valoró la asistencia a este evento –unas 100 personas entre docentes, padres, apoderados, profesionales del centro de salud y preescolares- que se dieron cita en el jardín infantil y sala cuna de villa Génesis, zona que presenta un alto nivel de necesidades entre las cuales se cuenta la entrega de herramientas de crianza.

“Hay muchos estudios que indican que los niños no deberían tener acceso a la tecnología antes de los 5, 6 años de edad porque todo lo que es el acceso a la tecnología les daña mucho su desarrollo cerebral y también daña todos los otros ámbitos del desarrollo como es la sociabilidad. El niño se encierra a jugar un juego, a ver televisión o a jugar en el tablet o teléfono y deja de compartir con otras personas, no se desarrolla afectiva y emocionalmente en forma adecuada”.

Otro de los aspectos que se descuida con el temprano uso de aparatos tecnológicos es el desarrollo físico, ya que se dejan de lado actividades como correr y saltar –que previenen el sobrepeso y la obesidad- y se practica exclusivamente la motricidad fina. También se perjudica  la economía familiar, ya que jugar “a la antigua” es infinitamente más barato que endeudarse en artículos cuya adquisición, muchas veces, incluso significa postergar necesidades más primordiales, sostuvo la profesional.

POSITIVA EVALUACIÓN
Paola Burgos, educadora de párvulos de la sala cuna y jardín infantil villa Génesis, resaltó el aporte que eventos de este tipo conllevan para las familias, reforzando lo que se intenta entregar en cada recinto educativo.

“El rescate del juego es súper importante, ya que como decía Paola (Hermosilla) anteriormente, se ha perdido. Entonces, como somos un ente educativo, también queremos rescatar mucho los juegos. Para nosotros es fundamental y primordial que los niños sociabilicen y aprendan a través del juego. Principalmente, sus actividades son a través del juego, rescatando un poco lo que era anteriormente”.

Cristian Lara, uno de los padres asistentes, agradeció la posibilidad de asistir a esta segunda jornada de parentalidad positiva –o “crianza respetuosa”-, indicando que intentará aplicar en su hogar las recomendaciones recibidas.

“Mejor la pelota, hacer ejercicio, que el teléfono porque el teléfono acarrea otras cosas que le hace mal a su mente y al desarrollo de su vida espiritual, en cuanto a su personalidad y todo lo que ellos realmente tienen que desarrollarse como personas”.

La mesa infancia – adolescencia involucra la participación de un importante número de instituciones ligadas a este ámbito, así como padres y apoderados de establecimientos educacionales del sector.