Organizadas, dispuestas y “reforzadas” se encuentran las matronas de los 7 CESFAM de Los Ángeles para ofrecer el mejor regalo posible a las mamás de la comuna, en su mes: La toma del examen de Papanicolau, en horario especial, sin pedir hora y de forma gratuita.

Entendiendo que los múltiples roles que cumplen en el mundo actual dificultan su asistencia a este control de salud durante la jornada diaria, esta nueva opción para las mujeres de la comuna es acudir a su CESFAM correspondiente de lunes a jueves, de 17 a 20 horas; los viernes, de 16 a 20 horas; e inclusive los sábados, de 9 a 13 horas, explicó Ana Vivanco, presidenta del estamento comunal de matronas.

“No es necesario que pidan hora porque es una atención que está, básicamente, orientada a la consulta espontánea, que la mujer puede tener tiempo y va a realizarse el examen. Ahora bien, la idea es que se lo realicen las mujeres de 25 a 64 años porque ellas son las que están en mayor riesgo; por lo tanto, no deben esperar a presentar algún síntoma o molestia porque el cáncer de cuello da síntomas cuando ya estamos llegando muy tarde”.

PREVENCIÓN EFECTIVA
La importancia de tomarse el PAP cada 3 años radica en que este examen permite detectar a tiempo células precancerosas originadas por el Virus Papiloma Humano (VPH) que podrían derivar en un cáncer de cuello uterino. Así, es posible actuar de manera oportuna con un tratamiento focalizado y rápido, evitando las peores consecuencias de una enfermedad que hoy mata a casi 800 mujeres anualmente en Chile, es decir, 2 cada día.

Por lo mismo, el llamado es especialmente para aquéllas que se lo practicaron por última vez en 2015 o anterior a ese año; o, en los casos más extremos, para quienes nunca se lo han hecho, profundizó Vivanco.

“Nosotros, yo creo que todos, pecamos un poco de ir a comprarle el regalo más lindo a la mamá pero la verdad es que las mamás dedican todo su tiempo a la familia, a sus hijos y al trabajo; y muy poco tiempo para ellas. Entonces, nosotros creemos que el mejor regalo que se le puede hacer a la mamá es tiempo para ella. Y tiempo para ella es que pueda ir a hacerse sus exámenes en el tiempo que corresponde; así que más que un regalo material, regalarle tiempo para que acuda”.

Finalmente, en cuanto a los factores de riesgo asociados a esta compleja patología están, precisamente, el no hacerse el examen de Papanicolau según la periodicidad indicada por el profesional competente; el inicio de relaciones sexuales a una edad temprana; y tener parejas sexuales múltiples o contacto sexual con alguien que ha tenido parejas sexuales múltiples.

Quienes padecen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) -que debilita el sistema inmunológico de la mujer- son más vulnerables a la infección con este virus y a desarrollar el mal; al igual que quienes poseen una historia familiar de cáncer cervicouterino.

Por último, son también factores el fumar y la edad, puesto que el riesgo de padecerlo se incrementa cuando aumentan los años.