Un enfático llamado a vacunarse contra la influenza antes que finalice esta campaña de carácter nacional efectuó la Dirección Comunal de Salud de Los Ángeles, específicamente a los grupos objetivos conformados por embarazadas y adultos mayores.

Según las últimas cifras aportadas por la Seremi de Salud Biobío, la cobertura alcanzada por esta iniciativa en nuestra ciudad corresponde al 76%. Sin embargo, en los mencionados segmentos solamente se ha logrado un 60% y un 64%, indicó Jacqueline Catalán, enfermera y encargada comunal del Programa Nacional de Inmunizaciones, PNI.

“El proceso en sí no ha tenido mayores dificultades. El problema lo tenemos con que las personas que deberían acceder, que son los grupos de mayor riesgo –como son las embarazadas a partir de las 13 semanas de gestación y los adultos mayores- no han acudido a vacunarse como nosotros esperábamos”.

TAMBIÉN LOS NIÑOS
Otro de los segmentos que presentan rezago en su nivel de cumplimiento es el que abarca a niños desde los 6 meses hasta los 5 años y 11 meses, agregó la profesional.

“Nosotros estamos vacunando en jardines infantiles y salas cuna, pero también sabemos que hay un grupo de niños que no asisten a jardines infantiles ni salas cuna; por lo tanto, hacer un llamado a los padres para que acudan al CESFAM más cercano de su domicilio a vacunar a sus hijos”.

Catalán puntualizó que los vacunatorios de CESFAM funcionan de lunes a jueves, entre las 8:30 y las 16:30 horas; y los viernes, de 8:30 a 15:30 horas. Igualmente, para los adultos mayores, existe la alternativa de inmunizarse en horario SAPU.

La importancia de adquirir a tiempo esta protección está dada porque asegura a quien la adquiere un resguardo contra las peores consecuencias de la influenza. Entre éstas está, inclusive, la muerte.