Una loable iniciativa está llevando a cabo el CESFAM Nuevo Horizonte junto al grupo de adultos mayores “Luz de esperanza”, integrado en su mayoría por vecinas y vecinos de la población Ciudades de Chile.

El proyecto consiste en la elaboración de huertos en la sede social de este sector y fue respaldado por la Dirección de Medioambiente de la Municipalidad de Los Ángeles, explicó la kinesióloga Carolyn Caamaño.

“Este proyecto surgió como una actividad para crear lazos entre los adultos mayores a través de algún trabajo comunitario, donde ellos pudieran compartir. A ello sumó la idea de recuperar entornos saludables para nuestros adultos mayores y, además, visibilizarlos en la comunidad, en este caso Ciudades de Chile. A partir de eso se vio la opción de postular a un proyecto a nuestra municipalidad –al departamento de Medioambiente- y, a partir de todo esto, se gestionó cotizaciones, recursos, se enlazó con el intersector y con esto se creó el proyecto ‘Recuperar entornos saludables en la comunidad’”.

RESCATE DE TRADICIONES
La finalidad es que los adultos mayores refresquen información que ya manejan sobre la elaboración de composteras, humus y acerca de reciclaje para sembrar frutas y hortalizas y plantar hierbas medicinales en el terreno de la sede social. Para esto, ya recibieron una capacitación teórica en dicho lugar y otra práctica en Brotes Nativos, recinto agroecológico ubicado camino a Santa Bárbara, ambas con la participación de la directora de esta entidad, Leticia Zapata.

En una segunda etapa, la idea es que los huertos sean replicados en los propios hogares de los beneficiarios, retomando una práctica que con los años –especialmente con la migración campo-ciudad- ha sido abandonada, añadió la nutricionista Katherine Urrutia.

“Ellos no lo ven como que pueden crear los huertos verticales, que pueden sembrar sus propias semillas, que pueden sembrar frutillas, que pueden sembrar tomates, que lo ven solo que el camión de las verduras no pasa, que la vega queda muy lejos. Entonces, son excusas que al final no estamos viendo que tenemos ahí los recursos, eso es lo que queremos hacer conciencia igual, que la alimentación saludable no es solo de supermercado sino que también la podemos hacer nosotros mismos y en una parte donde tengamos cemento”.

El objetivo fundamental es que los participantes mejoren el consumo de frutas y verduras, dado el déficit de estos alimentos en su dieta lo cual ha repercutido en que la mayoría presente malnutrición por exceso. Como ya es sabido, el sobrepeso y la obesidad conllevan la aparición de enfermedades como diabetes, hipertensión y dislipidemia, las cuales merman de manera muy importante la calidad de vida de las personas.