Voluntarios de la Universidad Santo Tomás realizaron una intervención en la Escuela Básica Coyanco, con el objetivo de contribuir a mejorar las instalaciones de dicho establecimiento, en donde estudian 58 pequeños. La labor se extendió por 5 sábado consecutivos,  período durante cual los 20 jóvenes se dedicaron a construir mobiliario para todas las salas, estantes, repiseros, perchas, bancas, además de pintar el jardín, los baños y 3 salas de clases.

Además del mejoramiento de las instalaciones, el objetivo de este voluntariado es fortalecer los valores de solidaridad y fraternidad entre sus integrantes, lo cual forma parte de su responsabilidad social universitaria y los compromete con el entorno social y comunitario.

Este mejoramiento fue posible además gracias a la colaboración de instituciones privadas como Sociedad Timberni, Rio Colorado y Sodimac, quienes manifestaron su responsabilidad social empresarial. La inversión del proyecto en total fue de $2.500.000 millones de pesos.

Las autoridades presentes -alcalde Esteban Krause y rector de Santo Tomás, Roger Sepúlveda- entregaron un reconocimiento especial a los voluntarios destacados, y los pequeños de la Escuela a modo de agradecimiento realizaron diversos números artísticos. Tras una bendición realizada por el Capellán de Santo Tomás, se realizó la inauguración oficial de estas importantes mejoras, que sin duda contribuirán a mejorar las condiciones educativas de los 58 pequeños que estudian en Escuela Coyanco.

La primera autoridad comunal aprovechó la ocasión para felicitar a los voluntarios y reconocer el trabajo realizado durante los 5 sábados que duró este voluntariado, destacando que no cualquier joven dedica su tiempo a una obra tan altruista y solidaria como la realizada.