“Traen enfermedades”, “nos vienen a quitar nuestros puestos laborales” y “sobrepasan nuestros sistemas de salud” son algunos de los mitos, creencias equivocadas que existen en la población acerca del tema migratorio y que fueron derribados durante la capacitación “Actualización de seguridad social” en la que participaron equipos de salud de los 7 CESFAM de Los Ángeles.

La situación actual de los migrantes en la comuna y la provincia de Biobío, especialmente en lo que tiene que ver con salud, fue uno de los principales tópicos abordados durante esta actividad de perfeccionamiento. Marianne Lagos, asesora de la dirección del Servicio de Salud Biobío, fue la encargada de contextualizar con mayor precisión la realidad de este fenómeno y sus alcances, despejando una a una las dudas existentes en torno a él.

“Bueno, hoy día estamos lejos de esta ola migratoria como solemos decir aquí en Chile, especialmente en estas regiones. La principal población de migrantes en Chile está puesta en la Región Metropolitana, con un 69,1%. Nosotros como país podríamos llegar a un 3,2, aproximadamente; no estoy con la cifra exacta porque, obviamente, tenemos que tener las cifras de este año post censo y solamente nos manejamos con la Casen 2015. Pero estamos muy lejos de un nivel de migración. De hecho, como lo dije en la presentación hay muchos más chilenos fuera del país que extranjeros dentro de nuestro país”.

La especialista añadió que Chile vive hoy una etapa de “multiculturalismo”, donde resulta evidente la presencia de diferentes culturas pero éstas no interactúan entre sí. En ese sentido, indicó que se debe avanzar en la inclusión de quienes están llegando, detectando sus necesidades y la integralidad de estas personas ya que esto, a la larga, favorecerá un mayor desarrollo de nuestro país considerando, además, el perfil de quienes están arribando.

“Principalmente, entre 15 y 64 años, pero diría más entre 15 y 49 donde hoy día es una población activa, potencialmente activa como llamamos en salud en donde, claramente, llegan exclusivamente a trabajar, a buscar un destino económico. No tenemos población adulto mayor, también eso es súper importante, el cambio que nos puede favorecer. Hoy día nosotros estamos en una población mucho más envejecida, con una tasa de natalidad mucho más baja; por lo tanto, este cambio es lo que ellos nos pueden permitir porque ellos vienen con una natalidad, vienen con una reproducción mucho más que nosotros. Son familias mucho más constituidas y con proyectos”.

Finalmente, específicamente en lo concerniente a salud, Lagos indicó que los migrantes –muy por contrario a lo que se piensa- han mejorado nuestros índices sanitarios ya que presentan bajísimas cifras de egresos hospitalarios y de consultas; y vienen con un estado de salud mucho mejor que el que nosotros tenemos en promedio.