Este mediodía el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, participó de la reunión convocada por la Asociación de Municipalidades de la región de Bío Bío, presidida por Angel Castro, Alcalde de la comuna de Santa Juana y dirigente de la Asociación de Municipalidades de la región del Bio Bío y Víctor Concha Aliaga, Presidente de la Federación Regional de Funcionarios Municipales de la Región del Bio Bio, además de representantes de las asociaciones de trabajadores, encuentro destinado a evaluar la situación de las 54 comunas que componen la región a 10 días de iniciada la paralización indefinida de los funcionarios municipales.

En la oportunidad los dirigentes señalaron que mantendrán su postura frente al gobierno, frente a la nula respuesta a sus demandas y en este sentido, esperan que el gobierno resuelva a favor de los trabajadores y los municipios, anticipándose a un paro que se puede prolongar en el tiempo, afectando el acceso a los servicios municipales a todos los vecinos, en especial a los sectores más vulnerables, como en el caso de la asistencia social, retiro de basura en algunas comunas y la aplicación de la Ficha de protección social, entre otros servicios escenciales.

Los funcionarios propusieron visualizar como la principal posibilidad de solución inmediata al conflicto, que el gobierno provea los recursos desde el Estado Central para homologar los programas de mejoramiento de gestión del sector municipal con los del nivel central, medida que a su juicio debería ser incorporada al presupuesto 2014.

Por último llamaron al gobierno en forma urgente, a formar parte de una mesa tripartita con los funcionarios municipales, la Asociación Chilena de Municipalidades  y el Gobierno a fin de buscar una solución en el más breve plazo para no seguir perjudicando a los millones de vecinas y vecinos del país.

Recordemos que las principales demandas de los funcionarios están relacionadas con la homologación del Programa de Mejoramiento de Gestión, asignación profesional, técnica y especialización, solución al incremento previsional y por último la readecuación de las plantas municipales.