Su séptima versión tuvieron las Mini olimpiadas “Muévete, come sano y sé feliz” organizadas por el CESFAM Norte y que, en esta oportunidad, contaron con la participación de 8 establecimientos educacionales de su área de influencia.

El evento implicó el cierre del trabajo anual desarrollado por el centro de salud con estos recintos educativos -4 jardines infantiles y 4 escuelas- y que consiste en la aplicación de diversas estrategias, a cargo de un equipo multiprofesional, dirigidas a fomentar la práctica de actividad física, la alimentación saludable y también el cuidado del medio ambiente.

Alicia Padilla, asistente social y coordinadora de este proyecto, valoró el compromiso de todos los participantes y la solidez alcanzada por esta iniciativa, que además fue seleccionada como buena práctica por el Servicio de Salud Biobío para este año, ejecutándose entre junio y hasta diciembre con pequeños de entre 3 y 5 años.

“Este año hubo mucho más recursos económicos donde tenemos la posibilidad de tener más recursos humanos y muchos más materiales para poder hacer efectivo y que sea mucho más masiva esta actividad. En este caso, que beneficiemos a muchos más apoderados, alumnos y educadoras”.

En las Mini olimpiadas participaron los alumnos, sus padres y educadoras, compitiendo con disfraces, bailes y juegos con las que se reforzó e involucró a las familias de los menores en esta destacable elección por la vida sana.

En esta edición estuvieron los jardines infantiles Trememn, Kennedy, Pasitos de esperanza y Caracolito; además de las escuelas Isla del Laja, Colonia Árabe –donde se ejecutó este evento masivo-, Pedro Ruiz Aldea y San Nicolás.

Resultaron campeones, en cada una de sus categorías, el jardín infantil Caracolito y el colegio San Nicolás.