Mejorar las competencias de quienes cumplen roles directivos en los establecimientos de atención primaria de Los Ángeles –incluida la Dirección Comunal de Salud- y la vez generar productos útiles para el desarrollo de la gestión a cargo de estos profesionales fueron los objetivos principales de la capacitación sobre planificación estratégica en la que participaron.

Ejecutada por Óscar Arteaga, académico y ex director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, la actividad implicó una revisión de la misión y visión del sistema comunal de salud, explicó.

“En esencia, la planificación estratégica no es sino hacer claridad respecto de la situación en la que hoy me encuentro, como organización; hacer claridad respecto de dónde quiero llegar en un horizonte de tiempo. Y teniendo estas dos claridades básicas –dónde estoy y dónde quiero llegar-, cuáles son los caminos a través de los cuales yo puedo hacer ese tránsito desde la situación actual a la situación futura deseada y que se van a expresar en los objetivos estratégicos para el periodo”.

SITUACIÓN ACTUAL
El experto observó que los sistemas de salud local y provincial se encuentran en “buen pie” en el contexto del país, básicamente porque ha habido una relativa estabilidad de los recursos humanos y eso es muy importante para poder hacer una gestión que se sostenga en el tiempo.

“En otros lugares de Chile ha habido bastante mayor rotación de los equipos directivos y eso, finalmente, en lo que redunda es en una gestión de más mala calidad. Porque la gestión en salud es un tema complejo, que cuesta aprender a dominar y, por lo tanto, la estabilidad de los recursos humanos, profesionales en cargos de dirección, me parece a mí que es bien fundamental porque es un trabajo que no es fácil de aprender, no es fácil desarrollar las competencias que permitan hacerlo de manera apropiada y, por lo tanto, creo que como sistema de salud en términos más amplios debiéramos generar condiciones para asegurar estabilidad de estos cuadros que son muy importantes para que podamos avanzar de manera apropiada”.

Insistió en que, en general, existe en Chile una “deuda” que complota contra una buena planificación estratégica y, por ende, obstaculiza una mejor gestión en este ámbito.

“Como país ahí nos estamos debiendo un salto cualitativo que nos permita entrar a como se hacen las cosas en los países desarrollados. Yo creo que nos falta un paso importante para entrar a las ‘ligas mayores’, entonces tenemos que ‘despolitizar’ en el sentido de desligar de las opciones políticas que puedan tener las personas cuando pensamos en ello como responsables de tareas que son estrictamente técnicas y profesionales”.

El especialista concluyó que siendo los sistemas de salud “contribuyentes” para una mejor salud de la población –no exclusivos responsables- es fundamental que el aporte que éstos realicen sea de calidad y para eso, quienes tomen las decisiones estratégicas, deben ser personas adecuadamente preparadas y con la experiencia suficiente.